Entradas

Función histórica del Bien Común y las economías transformadoras

La Humanidad está ante un momento crucial. Los fundamentos neoliberales del mundo en los últimos 40 o 50 años han estallado fruto de las propias contradicciones del sistema capitalista. Este es el momento de construir los cimientos de nuestro futuro. Ya en 2021 estamos despertando a un mundo nuevo. Estamos asistiendo a grandes avances en todos los ámbitos científicos y técnicos, especialmente en física, ordenadores cuánticos y biogenética. La economía mundial sufre grandes cambios por la desglobalización forzada con la ruptura de las redes de suministros y el enfrentamiento entre el mundo unipolar del pasado y el surgimiento del mundo multipolar. Este sistema económico está amenazado por las consecuencias cada vez más manifiestas del cambio climático; la transformación se vuelve cada vez más necesaria, acuciante e inevitable. Y con esta necesidad, la consciencia universal del carácter irrenunciable a un proyecto de futuro cosmopolita para la Humanidad y la Vida en este planeta.

No tenemos que temer necesariamente el futuro. Ya hoy existen grandes cambios en el sistema económico y monetario, que trastocan los operadores del mercado y la estructura económica de los mismos. Es un campo de lucha entre lo caduco y lo nuevo. Entre el poder y control de unos pocos y el bien común de la mayoría de la Humanidad. Entre dictadura de codiciosos y democracia plena de la inmensa mayoría. Hoy lo vemos en el oligopolio farmacéutico y la lucha contra Covid-19 en el mundo, y en España con el oligopolio eléctrico y la factura de la luz. Es el tiempo en que surgen propuestas originales basadas en nuevos valores para solucionar los problemas económicos, sociales y políticos. Es el tiempo en que surgen las economías transformadoras para anteponer el Bien Común de la Humanidad sobre la avaricia de unos pocos.

Para construir los cimientos de nuestro futuro como Humanidad debemos tener en mente el objetivo final, la meta a la que queremos llegar: la construcción de las normas y reglas que permitan vivir dignamente a toda la humanidad en equilibrio y armonía con nuestra gran madre la biosfera del planeta Tierra, Gaia. En una Humanidad unida en la diversidad. La constitución de un Estado mundial democrático, legítimo y transparente, que promueva la riqueza de la diversidad y pluralidad de nuestra humanidad.

Las dinámicas internas de los procesos en marcha están activando y fortaleciendo el poder transformador que surge del seno de las sociedades, aunque lo percibimos deformado por la realidad actual de enfrentamiento entre Estados-naciones. El protagonismo de la sociedad civil es esencial si queremos llegar a buen puerto, desarrollando su hegemonía en torno al concepto de Bien Común de la Humanidad. Y para ello debemos prestar especial atención a cinco aspectos:

1.- Cohesión y hegemonía

El mundo actual globalizado está unido por la ideología neoliberal que marca la forma de producir, consumir y distribuir. Esta unidad conforma una sociedad sobre determinados valores, motivaciones y objetivos. Hoy estos están cuestionados por hacer inviables las sociedades y el futuro de las nuevas generaciones. La única forma de enfrenarnos a este reto es construir un nuevo paradigma de valores, motivaciones y objetivos que nos inspiren el Buen Vivir para toda la Humanidad, y en torno a esta unidad de pensamiento cohesionarla. Es una lucha cultural por una nueva teoría que permita la supervivencia a la vez que libere toda la potencialidad creativa de la Humanidad liberándola de las trabas y corsés que le impone la maximización del beneficio para unos pocos en la actualidad. Las diferentes economías transformadoras, y entre ellas la EBC, ya enfrentan esta lucha ideológica.

2.- El tiempo de los procesos

“Cuando teníamos todas las respuestas nos cambiaron todas las preguntas” nos contaba Eduardo Galeano. El neoliberalismo se ha impuesto a la humanidad por incomparecencia del adversario, controlando los tiempos y distrayéndonos con batallas del pasado que ya no tienen relevancia en el presente. Hoy nos enfrentamos al “capitalismo de la vigilancia”, al Big Data y 5G, sin regulación y sin código ético. Ya están tomando posición y controlando los datos con las tecnologías y la imposición del “acepto” para su uso, así como con las Smartcitys. Mientras nos distraen con espectáculos y polémicas coyunturales de “vacunación obligatoria o no”, precios de la luz, etc. que aprovechan también para “hacer caja”. Para cuando nos planteemos la regulación y ética de la obtención, uso y aprovechamiento de datos personales ya dispondrán de los mismos.

3.- Espacios relevantes en la confrontación

Quién determina el tablero del juego dispone de la mitad del éxito. Tan importante como el tiempo es determinar cuales son los temas relevantes por los que merece la pena confrontar. ¿Dónde está en 2020 y 2021 Greta Thunberg y la lucha de la juventud contra el cambio climático? ¿Dónde las grandes movilizaciones feministas? Cuando se dieron cuenta que no podían controlar a Greta Thunberg la hicieron desaparecer siendo ninguneada en los medios de comunicación. Cuando vieron que no controlaban al feminismo desviándolos hacia el movimiento Me-Too, limitado a famosas y adineradas actrices, también este desapareció de los medios de comunicación, tapados ambos por el miedo generalizado al Covid-19. En este tiempo que surge debemos conjugar tiempo y espacio para determinar agendas de temas a tratar e itinerarios a seguir. Hay que tomar la iniciativa y no sólo reaccionar ante hechos consumados.

4.- Liderazgo social compartido

El liderazgo social compartido es el motor de las verdaderas transformaciones. Si queremos cimentar un mundo nuevo solidario, con justicia social, equidad, sostenible, democrático e intercultural debemos actuar con rigor y valentía. Es en el seno de los movimientos sociales desde donde surgen las nuevas normas, reglas y estructuras. Este liderazgo social debe tener su reflejo en el liderazgo político entendido como constructor de poder legislativo, ejecutivo y judicial del nuevo poder constituyente. No hay liderazgo ni hegemonía sin proyecto transformador, ni verdadero proyecto transformador sin nuevos valores dominantes, sin la nueva “cultura”. El liderazgo le corresponde a la economía social donde capital y trabajo se funden en uno y son el germen de las empresas y sociedad futura.

5.- Unidad y disciplina

Unir y dotar de organicidad a la sociedad civil y darle todo el protagonismo. Esta sociedad civil organizada a través de sindicatos, empresas de economía social, pymes, comerciantes, agricultores, ganaderos, asociaciones feministas, de vecinos, jóvenes, consumidores, ecologistas, desarrollo sostenible, culturales, solidarias, etc. está desunida y dispersa con sus objetivos específicos. Hay que unirla, hacerlas confluir para que su acción creativa, comprometida y participativa se multiplique en la interacción de unas con otras. Y desde ahí establecer e institucionalizar un diálogo permanente con la Administraciones públicas locales con competencias directa en el territorio para el ejercicio diario de soberanía en una verdadera democracia participativa. La unidad de acción tiene que establecer lazos de conexión internacionales. Unidad por la base que crece hasta la copa en un mar de ramas global. Lo local y lo global conformando una sola realidad. Esta acción unitaria debe dotarse de disciplina para alinear sus acciones como un cuerpo unido con un mismo objetivo. Para ello es necesario conocer todas las herramientas disponibles y usarlas en la forma adecuada y en el momento preciso; y desarrollar las nuevas herramientas necesarias para tal fin.

El Bien Común de la Humanidad es la idea fuerza, el atractor en esta crisis sistémica y civilizatoria que transitamos, que posibilita crear las bases de la futura institucionalidad. Y las economías transformadoras, entre las que nos encontramos la Economía del Bien Común, las que generan el proyecto futuro que permite desarrollar el liderazgo y la hegemonía en el tiempo hasta conducirlo a buen puerto. La EBC ha cumplido diez años, en los que ha estado sembrando semillas de futuro. Con la agudización de la crisis sistémica y civilizatoria ha llegado la hora de la recolección.

Fernando Moreno Bernal

Coordinador/Presidente EBC Andalucía

Cádiz, a 16 de septiembre 2021

Propuestas por una sociedad justa post-Covid

La desigualdad existe. Es innegable y aumenta peligrosamente, en la actualidad, el sistema capitalista justifica la acumulación de riqueza en pocas manos con el argumento de que ésta irrigará en un futuro riqueza y bienestar al resto de la sociedad. La realidad, sin embargo, es otra bien diferente, está provocando pobreza, desconfianza, violencia social y guerras por el control de los recursos.

Por otro lado, la llegada de la crisis provocada por el Covid-19, está generando nuevas desigualdades (véase el caso de Elon Musk que ha incrementado su patrimonio en 70.000 millones de dólares), que requieren actuaciones excepcionales para evitar un colapso total , y de paso conseguir una sociedad más justa.

La desigualdad actual no se fundamenta en ninguna verdad empírica que la justifique, por el contrario, se observa que el crecimiento de la desigualdad en el pasado reciente están provocando recesión y crisis, ¿qué justificación tiene que en una grave situación económica como la actual, unos pocos mil-millonarios(1) estén incrementado exponencialmente su riqueza?. Si se es racional en el juicio, ninguna. La realidad no engaña, 2.100 personas en todo el mundo acaparan el 12% de su riqueza; un especulador financiero -que no aporta valor alguno a la sociedad- gana cientos, cuando no miles, de millones; tu lugar de nacimiento condiciona lo que puedas alcanzar en tu vida a nivel educativo, social, económico,…, eso sí que es una verdad empírica, y no admite dudas.

Una sociedad fuerte, cohesionada y con un proyecto común, necesita creer en lo que hace, ver un mínimo de justicia social donde la desigualdad-justa sea asumible por todos, para ello tenemos suficientes hechos que demuestran que la sola actuación del “Mercado” no es suficiente, y se necesita un efecto corrector de dichas ineficiencias, mediante la aplicación de políticas de todo tipo, entre ellas las fiscales, que corrijan la irresponsable e injusta deriva actual. Ya los clásicos, como Adam Smith, advertían contra la tendencia natural del mercado a concentrarse en monopolios y oligopolios, que lo único que pretenden es extraer rentas y riqueza para unos pocos.

Las siguientes medidas tienen como objetivo principal, pero no único, abrir un debate para conseguir una sociedad más justa, que evite que las desigualdades sigan avanzando, para ello sirva de referencia lo que algunos autores entienden como “sociedad justa”: Una sociedad justa es la que permite a todos sus miembros acceder a los bienes fundamentales de la manera más amplia posible. Entre estos bienes fundamentales se encuentra la educación, la salud, el derecho al voto y, en general, la participación plena de todos en las diversas formas de vida social, cultural, económica, cívica y política. La sociedad justa organiza las relaciones socioeconómicas, las relaciones de propiedad y la distribución de la renta y la riqueza, con una meta, que los miembros menos favorecidos puedan disfrutar de las mejores condiciones de vida posible. Una sociedad justa no implica uniformidad ni igualdad absoluta.(2)

La crisis que ya está provocando la pandemia del Covid-19, requiere ahora soluciones inmediatas y adecuadas que eviten mayores problemas en el futuro, fundamentadas en valores sociales y éticos compartidos, aunque posiblemente con formas diferentes de acometerlas, las siguientes medidas (deberían ser parte de la solución que necesitamos), que se apoyan en propuestas de tipo general realizadas desde diferentes organizaciones y personas, y adaptadas a la situación actual, ponen el foco en medidas fiscales que permitan unos recursos extra para combatir la crisis, pero con una alta progresividad que afecte de forma importante a un mínimo de la sociedad, para que, esta vez sí, sus efectos no recaigan sobre las partes más débiles como sucedió en la última crisis de 2008.

La propuesta, entendemos, proveerá los recursos suficientes para atender las necesidades descritas, y por otro lado afectará a un mínimo de la población, según Gestha (3) en 2017 a no más del 0,7% de una forma importante. Anexamos el gráfico-1 para mostrar la realidad de quienes detentan la riqueza en España, y que servirá de base a la propuesta.

La primera medida es un impuesto de Sucesiones-Donaciones altamente progresivo, que contempla para su cálculo todo tipo de riqueza: inmobiliaria, mobiliaria, capital, activos financieros, …, deduciendo las deudas de cada activo; arrancaría con un 5% para la mayoría de los contribuyentes y subiría por tramos progresivamente hasta el 90%, socialmente no tiene ningún sentido acaparar la mayoría de la riqueza por una parte ínfima de la sociedad. A continuación mostramos la Tabla-1 con todos los tramos y una simulación de diferentes casos del impuesto.

La segunda medida es un impuesto anual sobre la riqueza altamente progresivo (con el mismo criterio que el anterior para calcular las bases), donde estarían exentos los patrimonios menores de 100.000 €, y los tramos hasta 300.000 € estarían mínimamente gravados, por lo que su repercusión afectaría solamente a los patrimonios más altos. Tabla-2

Las medidas anteriores hacen recaer el esfuerzo fiscal sobre los que más riqueza, para uso privado, han generado en periodos anteriores, ya que entendemos que son los beneficiarios de la desigualdad generada por el sistema económico, y que sin el adecuado contrapeso por parte de los poderes públicos (les) ha permitido dicha acumulación.

Con la misma filosofía proponemos una nueva fiscalidad progresiva sobre la renta (Tabla-3), repercutiendo la mayoría del esfuerzo sobre los ingresos más altos, contemplando todo tipo de ingresos: trabajo, financiero, capital, etc. (El % denominado “Media total”, es la media del impuesto en el tramo máximo propuesto)

A continuación mostramos la Tabla-4 con una comparativa de la fiscalidad sobre el IRPF aprobada para el año 2021, donde se ha calculado el impuesto sobre ingresos brutos, mediante una calculadora del periódico 5 Días para el año 2020 y adaptando únicamente el impuesto para las rentas mayores de 300.000€ que cambian en el año 2021. (Cálculos realizados para CyL, declarante soltero sin hijos)

Como puede observarse los valores son prácticamente iguales en los tramos bajos, tienen una ligera subida hasta los 100.000€ y donde realmente tiene una subida significativa es en los tramos altos. El objetivo es doble, por un lado ayudar en la recaudación fiscal, lo cual permitirá avanzar en un Estado del Bienestar con dotaciones adecuadas en los aspectos sociales (Dependencia, Sanidad, Educación,…), los cuales son los que verdaderamente vertebran las sociedades, y por otro lado hacer poco atractivo las desigualdades salariales por encima de 100 veces el salario medio, y con ello se frenen las desigualdades actuales, las cuales no se sustentan en ninguna verdad empírica.

Esta misma reflexión se hace extensiva a los dos primeros impuestos, Sucesiones-Donaciones y Patrimonio, que también afectan de forma importante a una parte mínima de la sociedad, según Gestha alrededor de un 0,7%, permitiendo un estado social con dotaciones suficientes para cubrir sus obligaciones, y por otro lado servir como contrapeso a la gran desigualdad que el mercado sin freno alguno provoca.

Estas medidas se encuadran en un plan completo de fiscalidad altamente progresiva, que permitirán una sociedad fuerte, con sus desigualdades justas, y donde la mayoría se sienta integrada dentro de un proyecto común. La situación de colapso económico que vivimos ahora, la mayor de la historia en los últimos cincuenta años, nos obliga a dar prioridades, y una de ellas es dar respuesta a la mayoría de las personas para cubrir sus necesidades de Dependencia, Sanidad, Educación…, y de ese modo acometer el futuro con esperanza.

Sirva como reflexión final que propuestas similares a las anteriores (sobre todo en los tramos más altos), se implementaron en los países de nuestro entorno cultural y económico tras la segunda guerra mundial, ¿qué sucedió?, ¿se hundió la economía?, la repuesta es clara y contundente: ¡La economía y la sociedad disfrutaron de los años de mayor desarrollo que se conocen en la historia de la humanidad!.

Apéndice:

  1. ¿Esta sera un acción única?. No existe una única propuesta que responda adecuadamente para todo lugar y tiempo. Hay que unir coherentemente la política presupuestaria (en que gastamos), con la tributaría (reparto solidario de las cargas) y la monetaria (flujo de financiación de los desfases entre ingresos y gastos). En paralelo se irán desarrollando propuestas sobre: Paraísos fiscales. Vigilancia en la malversación de recursos públicos. Fiscalidad diferenciada para las empresas , evaluada a través de herramientas como el Balance del Bien Común. Impuestos/tasas medioambientales. Vigilancia en el uso de los impuestos por las distintas administraciones públicas. Có-gobernanza en las empresas a partir de un tamaño. Tasas Tobin y Google. Desmontar los monopolios-oligopolios o como mínimo ponerles limitaciones. Importancia de lo público en la gestión de los medios esenciales (salud, educación, recursos naturales, agua, energía,…).

  2. ¿Cuánto aportara la propuesta a las arcas del estado?. No nos ha resultado fácil dar respuesta a esta pregunta, por la dificultad de acceder a datos fiables y consolidados, para el IRPF hemos usado los datos estadísticos facilitados por la Agencia Tributaria para el IRPF-2019 (86.983 millones €) y se ha ponderado para el peso recaudatorio de los deciles 9-10 son una subida propuesta del 27% y del decil 8 con una subida propuesta del 15%, el valor resultante se sitúa cercano a los 13.000 millones de euros de recaudación extra por el nuevo IRPF propuesto. Manteniendo similar la presión recaudatoria sobre los restantes deciles (rentas bajas y medias).

    Sobre el Impuesto a la riqueza, según los datos de 2018 de la Agencia Tributaria, la base imponible de los patrimonios mayores de 300.000 euros, fue: 378.231 millones de euros, que a un tipo medio propuesto (y balanceado según peso) para dichos patrimonios, de un 6%, implica una recaudación de 22.700 millones de euros, como lo recaudado en dicho periodo fueron 1.121 millones de euros, esto supondría un ingreso extra para las arcas del estado de más de 21.000 millones de euros, afectando de forma irrelevante a los patrimonios menores de trescientos mil euros.

    Referente al impuesto de Sucesiones-Donaciones, el cual es la mejor herramienta para erradicar la desigualdad hereditaria, nos es imposible realizar un estudio con un mínimo de rigor, dado que está descentralizado en las comunidades autónomas su gestión, y haber innumerables exenciones diferentes de una comunidad a otra. El importe recaudado que ronda sobre los 2.500 millones de euros los últimos ejercicios, lo que si está claro que es un importe puramente testimonial, y con la propuesta que realizamos podemos indicar que aparte de redistribuir la riqueza, el cual es su principal objetivo, sus posibilidades recaudatorias se multiplicarían como mínimo por diez veces la cantidad actual, también como en los casos anteriores recayendo sobre los tramos de mayor riqueza heredara, afectando de forma importante a no más de un 1% de la población.

  3. ¿Se va a colaborar con otras organizaciones?. Esto es un objetivo fundamental para llegar de lleno a la sociedad, cada organización EBC a nivel local desarrollará las fórmulas de como realizarlo, colaborando con plataformas/organizaciones como: Manifiesto2020, Reas, ATTAC, Plataforma por un fiscalidad justa, etc.

  4. ¿Es una propuesta partidista?. NO, es una iniciativa que emana de la sociedad civil, con propuestas de equidad y justicia social, ahora tan necesarias para salir de la crisis post-covid; los partidos políticos se posicionaran a posteriori, apoyándola o no.

  5. ¿Es solamente una propuesta económica?. No necesariamente, aunque realice grandes cambios en la fiscalidad, su objetivo final es un cambio social que permita, entre otros asuntos, revertir la desigualdad, verdadero freno al desarrollo.

  6. ¿Es asumible por la sociedad española?. Por supuesto que si, partamos de una realidad como es la fiscalidad que actualmente tenemos con la zona euro, seis puntos menor, y si es con respecto a nuestros vecinos franceses es mucho mayor, sobre once puntos; pero fundamentalmente por que estos cambios fiscales afectarán de forma importante al 1% de los que más tienen, de forma ligera al siguiente 9%, y de forma práctica no afectarán al 90% restante.

  7. ¿Es una propuesta realista?. Desde luego que si, solo hace falta voluntad política en este sentido por parte de los legisladores españoles, ya que la UE que suele ser el vigilante en temas fiscales en este caso poco podrá oponerse, es una propuesta de convergencia global de la masa total recaudada acorde con otros países de nuestro entorno europeo, pero balanceando de forma clara la carga fiscal hacia los que más tienen, sobre ese aspecto no hay legislación europea que vaya en contra.

  8. ¿Hay una visión concreta de como se generan las desigualdades?. En el fondo de nuestro debate está el tema de las desigualdades y en ver cual sería la forma más aceptable, desde la perspectiva de la EBC, para que estas disminuyeran y nos orientáramos así hacia el Bien Común. Por tanto de forma esquemática demos una mirada a los mecanismos que generan dichas desigualdades:

    1. Distribución de la renta a nivel de producción y servicios, dentro de las empresas de todo tipo.

    2. Re-distribución de la renta a nivel parlamentario y gubernamental: Servicios sociales, Sistema fiscal, etc.

    3. Re-distribución de la renta a nivel internacional: Unión Europea, Tratados internacionales, OMC, etc.

  1. Resumen de propuestas generales de la EBC:

    1. Decálogo de “Una España enfocada en el Bien Común”, donde se realizan propuestas sobre: Transparencia y Participación. Lucha contra el fraude fiscal y los paraísos fiscales. Etc.

    2. Documento idea y 20 puntos por una Economía del Bien Común. Donde se ve el posicionamiento de la EBC sobre los impuestos directos (punto 8), la co-gobernanza empresarial, etc.

    3. Fiscalidad diferencia a las empresas según el cumplimiento del Balance del Bien Común.

Juan Manuel Martín Martín
Economía del Bien Común (EBC), Grupo local Valladolid – Plataforma “Manifiesto2020, por una sociedad justa”

 

 

Apoyos y/o colaboraciones:

Fernando Moreno Bernal – Grupo local EBC Cádiz , Presidente Territorial EBC Andalucía
José Luis Sánchez – Alcalde de Miranda de Azán (primer municipio de la Economía del Bien Común) – Activista de la EBC
Luis Avilés – Grupo local EBC Madrid – Vocal de organización EBC
Alberto Llucian – Economía del Bien Común Valencia
Javier Alcaide – Grupo local EBC Málaga
José Luis Meri – Economía del Bien Común Valencia
Debla Orihuela – Grupo local EBC Murcia – Presidenta de la AFEF-EBC
Josep María Carbo – L’Economia del Bé Comú Girona
Andrés Moya – Grupo Local EBC Madrid – Nodo Comunicación EBC
Francisco Álvarez Molina – La bolsa y la vida – Embajador de la Economía del Bien Común

Bibliografía y referencias:

(1) https://juantorreslopez.com/el-problema-no-es-que-sean-ricos-sino-riquisimos-ineficientes-y-a-costa-de-los-demas/
(2) Capitalismo e Ideología “Tomas Piketty”
(3) Gestha = Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda
Economía del Bien Común “Christian Felber”
Capitalismo Progresista “Joseph E.Stiglitz”
Postcapitalismo, hacia un nuevo futuro “Paul Mason”
La tiranía del mérito “Michael J. Sandel”
La economía desenmascarada “Manfred Max-Neef”
La sociedad postcapitalista “Peter F. Drucker”
Es estado emprendedor “Mariana Mazzucato”

Diez años del 15M, EBC y el mundo Por-venir

La Vida es movimiento continuo. Han transcurrido diez años desde el 15M y las movilizaciones mundiales de 2011. Fue un momento del proceso que permanece y continua, porque la historia sigue. Las revisiones mediáticas intentan vaciar de contenido transformador, circunscribirlo al espacio político español y petrificarlo en el tiempo como un hecho puntual estático. Trasladar la visión de agotamiento y final de ciclo. El 15M y las movilizaciones mundiales de 2011 siguen vivo en los procesos que están en marcha en España y en el mundo. La Economía del Bien Común es coetánea (2010-2011) y se ha extendido por más de treinta países, marcando en el momento actual un nivel superior de la respuesta necesaria y urgente. Vigencia del Poder activador y atractor del concepto de Bien Común. La institucionalidad y geopolítica del mundo actual se rompe. Nada puede seguir igual, todo ha de reestructurarse. Los procesos históricos responden a una dialéctica de acción-reacción no lineales. Dependen de la consciencia, claridad de metas y correlación de fuerzas sociales. El mundo Por-venir lo construimos como fruto del nuevo Poder soberano de la ciudadanía mundial, al madurar como Humanidad que ES, consciente de ser fruto y parte responsable de la biosfera de este planeta como sistema integrado de Vida.

Diez años del 15M

La sociedad humana y sus procesos históricos son complejos. Son poliédricos, tienen muchas caras de las que conocemos aquellas que hemos vivido personalmente, y otras colaterales por la experiencia vital de amigos y conocidos. Esta complejidad nos obliga a ser humildes y conscientes de nuestra subjetividad. A contextualizar las circunstancias de nuestra experiencia vital, y a complementarla con la visión compartida de muchos.

Viví el 15M de 2011 siendo presidente de ATTAC Andalucía y coordinador de la Comisión de Justicia Fiscal Global de ATTAC España (2010-2012) ATTAC España realizaba su asamblea anual ese 15 de mayo de 2011 en Madrid. Terminamos la asamblea con premura por el interés en asistir a la conferencia/presentación del opúsculo ¡Indignaos!i de Stéphane Hessel, prologado por José Luis Sampedro. No fui, tenía que coger el tren de regreso. Al final de esta conferencia salió la manifestación que dio origen a la acampada en Sol.

Además del Informe presenté dos documentos a la asamblea: “Universalidad del Buen Vivir. Propuesta de Manifiesto de ATTAC España a la humanidad” y “Hegemonía mundial en juego. Informe sobre la situación económica y el ITF. Abril-mayo 2011”. Los envié y se distribuyeron por los grupos locales de ATTAC el 3 de mayo. De acuerdo con los Estatutos se debía haber enviado con un mes de antelación. ATTAC Madrid impidió fuesen aprobado como documentos de ATTAC argumentando este requisito estatutario. Publiqué el primero como “Manifiesto de la Humanidad”ii el 24 de mayo de 2011. Y el segundo como “Hegemonía mundial en juego”iii

En Andalucía habíamos iniciado un proceso de unificación de la sociedad civil organizada, liderada por sindicatos mayoritarios de clase y la economía social, que se presentó el 26 de abril de 2011 como Compromiso social para el progreso en Andalucíaiv. No pude empezar a preparar los documentos de ATTAC hasta la finalización de esta presentación. Después del 15M fracasamos en el intento de unir los dos procesos. La euforia y exaltación de unos rechazando todo lo anterior, y la cerrazón de los sindicatos mayoritarios a incluir al resto de sindicatos minoritarios mientras se veían insultados desde el 15M, levantaron un muro infranqueable. La soberbia ciega a las personas. El dogmatismo y el sectarismo nunca transformaran nada.

El 15M fue una explosión socialv que se transforma en un verdadero movimiento social mundial. No se puede entender sin la crisis económica internacional de 2008-9, sus efectos y formas de enfrentarla desde las instituciones. Las personas no podían más. Y fue un movimiento replicado en más de noventa países del mundo. Significó un clamor por la dignidad, poner a las personas en el centro de todo. Y en ese sentido fue un cambio cultural, de valores que sigue vivo en las mentes de las personas que vivieron las acampadas y de las 76-80 % de la población total que las apoyábamos. Una rebelión contra el pensamiento neoliberal dominante gritando “Hay alternativa”vi. Después del 15M la actuación y vida interna de administraciones públicas, universidades, partidos políticos y sindicatos ha cambiado. Las interrelaciones entre organizaciones sociales, políticas y administraciones públicas se han fortalecido y hechos insustituibles. La transparencia y la participación social ya son partes esenciales de una verdadera democracia. Así como la consciencia de estar unidos frente a problemas globales que requieren respuestas globales; que estamos hermanados en esta casa común que es nuestro planeta, del que somos fruto y parte consciente y responsable.

La mayor parte de los análisis circunscriben el 15M a la regeneración de la política española. Aludiendo a “le llaman democracia y no lo es” y al surgimiento cuatro años después del partido político Podemos. Pero no. Es político, económico, ecologista, feminista e igualitario. Todas estas dimensiones de la realidad reciben un nuevo aliento de Vida holístico. Se integran en una visión de conjunto sistémica. Es un cuestionamiento y cambio de valores esenciales de la sociedad. La Vida y su sostenibilidad lo impregna todo. Los movimientos ecologistas y feministas surgen como fruto de las movilizaciones mundiales de 1968. El movimiento ecofeminista fundado por Vandana Shiva y Wangari Maathai en la década de los 70 del S.XX, recibe un renovado impulso de la mano de Yayo Herrero, Lina Gálvez y otras activistas con la economía de los cuidados y la ecología regenerativa. Lo mismo ocurre con la reclamación de ATTAC sobre el impuesto a las transacciones financieras y el cierre de los mal llamados paraísos fiscales, de justicia social y fiscal global. Las instituciones, parlamentos y Gobiernos se ven obligados a hacer algo o, por lo menos, “aparentar” que hacen algo al respecto. La deslegitimación es de partidos políticos, grandes medios de comunicación de masas, instituciones académicas, lideres económicos y sociales. El velo que oculta el entramado de intereses y corrupción cae. Y la transparencia se configura como la esencia de la democracia. El 15M sigue vivo en los procesos que están en marcha en España y en el mundo.

Economía del Bien Común (EBC)

La Economía del Bien Común es coetánea (2010-2011) con el 15M, y tienen un origen común: la crisis financiera de 2008-9. Hemos cumplido diez años desde que Christian Felber publica su libro “Economía del Bien Común” en 2010vii y la asociación internacional se crea en noviembre de 2011. Tras la explosión e indignación del 15M y el resto de las movilizaciones mundiales hay que desarrollar los ejes esenciales de una Economía por y para la Vida, y como elemento esencial de ella los fundamentos de un sistema productivo y financiero alternativo. Y aquí aparece la propuesta de la Economía del Bien Común como un nuevo paradigma completo de objetivos, motivaciones y valores, que de sentido y coherencia a todas las propuestas que surgen dispersas fruto de las luchas parciales. Hoy la EBC tiene organización implantada en más de treinta países y podemos decir sin rubor que en ella, igual que en todas las propuestas alternativas que han surgido con posterioridad y con las que seguro nos fusionaremos integrándonos en una, pervive el espíritu del 15M. Marca en el momento actual un nivel superior de la respuesta necesaria y urgente, la puesta en marcha y construcción de las reglas, metodología y herramientas necesarias para otro modelo productivo compatible con la Vida, supervivencia de la Humanidad, igualdad y justicia social, transparencia y democracia participativa.

Cada vez tiene más vigencia el Poder activador y atractor del concepto de Bien Común para la imprescindible transformación que necesitamos en este momento histórico que transitamos como Humanidad. Es la manifestación de la libertad creativa de las sociedades para buscar salidas en situaciones de perdida de equilibrio entre producción, consumo, distribución y supervivencia; la principal motivación que impulsa la necesidad de trascender el statu quo actual. De avanzar haciendo posible lo imposible.

La EBC busca en los orígenes de la civilización humana. En los orígenes e historia de la democracia y la civilización para recuperar los valores esenciales que conforman la sociedad y traerlos de nuevo aquí en las nuevas condiciones de desarrollo energético, tecnológico, económico, social y político de comienzos del Siglo XXIviii

El mundo Por-venir

En los últimos diez años seguimos viviendo en plena crisis sistémica y civilizatoria del sistema capitalista globalizado de ideología radical neoliberal. En pleno caos donde la economía, cohesión social, institucionalidad y geopolítica del mundo actual se rompenix. Nada puede seguir igual, todo ha de reestructurarse.

Es un tiempo lleno de incertidumbres y amenazas. La crisis sanitaria del covid19 está lejos de superarse en el mundo, y con su pretexto, como anteriormente se hizo con la lucha antiterrorista, se ha extendido la práctica de restricciones a nuestros derechos fundamentales y libertades civiles poniendo en marcha la explotación de nuestros datos personales por las grandes corporaciones tecnológicas. Cambio climático cuyos efectos se agudizan y notan ya en todo el orbe. Crisis económica mundial que arrastramos desde 2008-9, y en la que entramos en una nueva fase agudizada ya a finales de 2019, y de la que están intentando ocultar sus causas estructurales y sistémica acusando al confinamiento obligatorio sanitario, y que asoma de nuevo en una crisis del sistema financiero internacional, europeo y español. Crisis social por el incremento del paro, desigualdad social y pobreza. Represión y crimines de guerra en Gaza y Colombia. Crisis institucional por el incremento de la deuda pública y la inoperatividad de las instituciones europeas, que dejarán maniatados utilizando la deuda pública a Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidad Autónoma cuando las transferencias europeas a fondo perdido prometidas lleguen únicamente para grandes corporaciones. Crisis política por la polarización social que conlleva la desesperación y carencia de horizontes claros en el tiempo, que aboca a la búsqueda de falsos líderes y hace florecer monstruos y neofascismo. Crisis geopolítica mundial por la pérdida de hegemonía y liderazgo mundial de EE UU sin la consolidación institucional de un mundo multipolar. Crisis militar por las tensiones interoligárquicas generadas en la reestructuración del sistema en la cuarta revolución industrial y el desplazamiento del centro económico a oriente: China, India y Rusia.

La Humanidad parte en este contexto de una situación muy débil: pérdida de empleo global y desindustrialización, ruptura de redes globales de suministros y de turismo global, con un sector primario desconectado de las necesidades locales y orientado a la exportación, dependiente de la demanda externa, con un universo de trabajo sumergido sin derechos, dependientes de microempresas sin musculatura tecnológica ni financiera, salvo honrosas excepciones. Las condiciones básicas de supervivencia de miles de millones de personas están en entredicho. La esperanza en la economía social y solidaria, organizaciones sociales y sindicales, llamadas a ser las protagonistas de la resistencia y construcción de lo nuevo, están débil, sin articulación en red y divididas.

Esta situación generalizada de incertidumbre es también tiempo de oportunidades. Estamos inmerso en la cuarta revolución industrial por lo que todo lo anterior puede cambiar. El mundo Por-venir no cabe ni puede desenvolverse en las costuras de la vieja institucionalidad. Nos encontramos ante una bifurcación evolutiva en la historia de la Humanidad: o un retorno a la peor de las barbaries en un neofeudalismo controlado por el oligopolio de las grandes tecnológicas, o una profunda reforma estratégica que introduzca las condiciones necesarias para la adecuada transformación del actual sistema productivo. Nuestra creatividad como sociedad no tiene límites dentro de una cultura milenaria del “saber vivir”, la economía por y para la Vida, la economía del Bien Común. La conectividad nos permite recuperar la centralidad de nuestro quehacer dependiendo de la claridad en nuestros objetivos y esfuerzo propio. La incertidumbre generalizada y falta de liderazgo social y político crea un campo abonado para la difusión de nuestro mensaje, y una alternativa, en la medida en que seamos capaces de implicar a la economía social y solidaria, otras asociaciones sociales y sindicales con más implantación en el territorio, y a las administraciones públicas territoriales.

La crisis sistémica y civilizatoria plantea desde 2008-9 la necesidad de una profunda transformación sin que hasta ahora haya respuesta adecuada. Una alternativa que inicie el camino a la necesaria coordinación internacional para enfrentar los desafíos globales, y se dirija sin vacilación hacia la creación del nuevo Poder soberano de la ciudadanía mundial. Poder que garantizará un intercambio de bienes justo, defensa de los derechos de ciudadanía global, relaciones basadas en la cooperación, solidaridad y responsabilidad medioambiental. La transformación que provoca la revolución digital nos impulsa para garantizar que sus beneficios sean universales. Transformación que implique más libertad, al eliminar las restricciones que el actual sistema impone a la mayoría de la humanidad. Más democracia, ampliándola con formas de democracia participativa. Más igualdad, cooperación y solidaridad con la metodología y herramientas propuestas por la EBC. Y un más eficaz, eficiente y justo desarrollo humano al servicio del Bien Común de la Humanidad.

La crisis y el caos sistémico están presente. En los próximos meses surgirán nuevos obstáculos y rupturas violentas y destructivas en los que tenemos que poner las bases de un nuevo futuro. No dejarnos paralizar por el miedo.

Existen ciclos sociales y políticos de acción-reacción social y política cada 6-7 años. En 1973 la oligarquía internacional reacciona a la revolución progresista del ciclo anterior comenzada en 1966-68 frustrándola con la financiarización de la economía y el neoliberalismo ideológico y político; así se repite en 1980, 1987, 1994, 2001, 2008 en una espiral continua que avanza no linealmente a través del tiempo. Debemos dejarnos fluir activándonos en este nuevo ciclo progresista que comienza en 2021-22. La reacción conservadora de 2015-21 a la consolidación del mundo multipolar de los BRICS, cuestionamiento del petrodólar y deslegitimación ideológica termina. Y en este nuevo ciclo de progreso que comienza en 2021-2 debemos planificar y definir con claridad los objetivos. Las movilizaciones mundiales del 15M en 2011 no son sino los prolegómenos de las que vienen en los próximos años que nadie puede llegar a imaginar, y que darán luz a los derechos jurídicos de la Madre Tierra y la ciudadanía universal.

Conclusión

El espíritu del 15M y las movilizaciones mundiales de 2011 sigue vivo en la Economía del Bien Común. Nada puede seguir igual, todo ha de reestructurarse. Los procesos históricos responden a una dialéctica de acción-reacción no lineales. Dependen de la consciencia, claridad de metas y correlación de fuerzas sociales. El mundo Por-venir lo construimos como fruto del nuevo Poder soberano de la ciudadanía mundial, al madurar como Humanidad que ES, consciente de ser fruto y parte responsable de la biosfera de este planeta como sistema integrado de Vida.

Hay esperanza porque todavía queda margen para la acción.

Fernando Moreno Bernal
Coordinador EBC Andalucía
Cádiz, a 23 de mayo de 2021

ii Moreno Bernal, Fernando. Manifiesto de la Humanidad. Rebelión.org 24.05.2011 https://rebelion.org/manifiesto-de-la-humanidad/

iii Moreno Bernal, Fernando. Hegemonía mundial en juego. América latina en movimiento 18.05.2011 https://www.alainet.org/es/articulo/149855

v Castells, Manuel. Explosiones sociales: una visión global. Chile 14.11.2019 https://portalciterior.cl/explosiones-sociales-una-vision-global-manuel-castells-olivan/

vii Felber, Christian. Economía del Bien Común”. https://christian-felber.at/vortraege/valencia.pdf

La Economía del Bien Común como modelo alternativo al sistema actual de consumo

El pasado 14 de Mayo mantuvimos una jornada de divulgación de la EBC en el Campus de Segovia de la UVA, impartida a los alumnos de sociología de la publicidad y del consumo, gracias a la colaboración de su profesora Carmen Merino.

La charla comenzó con aspectos generales de tipo social y económico, condicionados actualmente por la crisis de la pandemia del Covid19, continuó comparando los valores del sistema actual (individualismo, crecimiento, mercado,…) con los valores de la Economía del Bien Común (Dignidad humana, Solidaridad y Justicia, Sostenibilidad Medioambiental, …), haciendo especial hincapié en las múltiples alternativas  que actualmente existen al capitalismo neoliberal.

Se presenta la EBC como una solución holística, donde el dinero es una herramienta, y se analizan las implicaciones sociales y medioambientales en todos los procesos, siguiendo en detalle las actividades de los Nodos: Empresas, Conocimiento y Municipios, llegados a este último, contamos con la participación online de nuestra compañera Bárbara Calderón, la cual dio una visión global del Nodo de Municipios, y ante las preguntas realizadas sobre su aplicación en núcleos muy dispersos de población (como es habitual en Segovia), comentó su solución.

Relacionado con el objetivo de la charla, La Economía del Bien Común como modelo alternativo al sistema actual de consumo, se realizó una propuesta de un trabajo práctico a los alumnos, para un análisis de una empresa sobre el grupo de interés Clientes y otras Empresas.

Concluimos el acto realizando un ejercicio de «democracia soberana» sobre desigualdad salarial, donde participaron activamente los alumnos, lo cual dio pie a un animado y acalorado debate sobre como deberían ser dichas desigualdades, en este caso hubo una gran dispersión entre los participantes. Finalmente en el turno de preguntas, sobre el tema de desigualdad salarial, se insistió en que si somos conscientes de que la sociedad actual, cada vez más, no está dando respuesta a la mayoría social, debemos cambiar los paradigmas actuales, y en esa línea están las medidas sobre desigualdad salarial que la EBC propone, las cuales pueden implementarse en paralelo con una nueva fiscalidad altamente progresiva; la cuestión no es subir o bajar impuestos, sino quienes deben pagar más y quienes menos.

Quedamos emplazados para el curso siguiente, con la idea de ampliar estas actividades de divulgación de la EBC dentro del Campus María Zambrano de Segovia.

Consume para ser feliz

Algo más que comprar y vender

Las nuevas necesidades de los consumidores, los novedosos formatos de comercio, la acelerada construcción de centros comerciales, la evolución demográfica, la conservación y recuperación del patrimonio comercial, la gentrificación de los cascos históricos…, todo esto, y más, nos fuerza, como Campo de Energía de Cádiz de la Economía del Bien Común, a realizar un detallado estudio que visualice ante la sociedad esta cuestión y se convierta en una propuesta concreta que formule soluciones basadas siempre en los principios del bien común. Propuesta, solución y bien común, que podría extenderse perfectamente a otros territorios con problemas muy parecidos.

Los modernos formatos de comercio parecen, además de diferentes, destructores, pervertidores y la ruina para cualquier otra propuesta comercial conocida hasta la fecha. Y es que, si nuestro escaso peculio lo dejamos en cualquier macro comercio de capital ajeno a nuestro territorio o en el producto barato y refulgente que nos ofrece la venta on line, sin tener una producción económica que permita la entrada de dinero, llegará un día, más pronto que tarde, en que veamos nuestro bolsillo vacío. ¿Qué haremos entonces? Porque la cosa parece clara: para poder gastar hay que ganarlo antes, ¿verdad? ¿O vamos a poner toda nuestra confianza en los subsidios eternos y en la engañosa propuesta de una renta básica?

Libro entero en PDF (266 páginas).

José Álvarez Portillo

 

Economía del Bien Común, desigualdad salarial. UVA Campus de Palencia

El pasado jueves 18 de marzo la Economía del Bien Común realizó, de nuevo, una jornada de divulgación en la Universidad de Valladolid, esta vez  en el Campus de la Yutera de Palencia, la cual fue posible gracias a la organización del profesor José Ignacio García Valdecasas.

Esta vez fue impartida presencialmente a los alumnos de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, contando además con la posibilidad de asistencia online. El tema central de la exposición fue la «Desigualdad salarial» como resultado de un sistema económico-social que tiende de forma abrupta hacia las desigualdades, con un recorrido histórico para saber de donde venimos y como hemos llegado a esta situación, y con un amplio desarrollo de las propuestas de la EBC para paliar este asunto.

Tras una visión general de las propuestas EBC, y conocimiento de su funcionamiento a través de los Nodos de actividades, tuvimos un momento de vivo interés cuando realizamos un ejercicio de «Democracia Soberana», y un grupo de alumnos en representación de todos, voto una propuesta sobre la desigualdad salarial máxima que debería haber en las empresas, en este caso la propuesta de consenso fue que no debería haber una diferencia salarial mayor de 5 veces, entre el sueldo mínimo y el máximo.

Concluyó la jornada con un turno de preguntas por parte de los alumnos, donde pudimos ver visiones diferentes sobre el asunto tratado, lo cual refleja la situación real de una sociedad no uniforme, pero que mayoritariamente opinaron delimitar las diferencias salariales, en el caso de hoy, a una diferencia no superior a 5 veces.

De nuevo agradecer a la UVA, en este caso al equipo del Campus de Palencia, que nos permita divulgar soluciones alternativas al «pensamiento único» que actualmente impera, con el objetivo claro de que dichas propuestas nos permitirán crear sociedades fuertes y cohesionadas, donde la colaboración sea el valor que se imponga al individualismo, el cual es el verdadero lastre de las sociedades actuales.

XIV JORNADAS ANDALUZAS DE ENSEÑANZA DE ECONOMÍA

Los días 12 y 13 de febrero de 2021 a través del Aula Virtual de Formación del Profesorado de la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía y dirigidas al profesorado de enseñanza secundaria se celebran las Jornadas Andaluzas de enseñanza de Economía.

Las sociedades contemporáneas están experimentando fuertes transformaciones. El desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, la robotización y el papel de las empresas globales han afectado a aspectos como la producción, el empleo, el medio ambiente o la distribución de la renta y la riqueza en todo el planeta. Este nuevo marco ha requerido que las empresas revisen sus modalidades de organización. Además, el sector público también tiene que evaluar la viabilidad de las políticas económicas tradicionales para gestionar entornos tan extremadamente dinámicos.

Como consecuencia, las instituciones empresariales y gubernamentales, así como el resto de las organizaciones sociales, vienen configurando nuevas estrategias de actuación y diseñando modalidades de organización e instrumentos de intervención también novedosos. Aspiran así a lograr sus objetivos gestionando este nuevo contexto. Su agenda incluye temas tan relevantes como el desarrollo sostenible, la necesidad de adaptar las políticas públicas para que sean eficientes y eficaces en esta nueva economía o el diseño de estructuras organizativas que permitan que el capital humano desarrolle todo su potencial en este contexto.

La primera parte de estas Jornadas contribuirá a que el profesorado de Economía disponga de visiones científicas actualizadas sobre los análisis que los expertos en estos ámbitos realizan en el mundo académico.

La segunda se dedicará a la Didáctica de la Economía. Este año se centra en dos aspectos principales: los recursos y las metodologías propuestos desde el enfoque de la pedagogía crítica para impulsar la educación para el desarrollo, y las herramientas para gestionar la procrastinación durante los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Como en las ediciones anteriores, a la conclusión de las Jornadas tendrá lugar la celebración del XVI Encuentro Anual de Docentes de Economía en Secundaria con el fin de fomentar el desarrollo profesional y didáctico del colectivo

Se trata de una actividad homologada por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para los docentes de todas las provincias andaluzas. Dadas las circunstancias extraordinarias, se realizarán a través del Aula Virtual de Formación del Profesorado de la Consejería de Educación y Deportes, a la que se accede con el nombre y clave de usuario de la aplicación Séneca. La inscripción puede realizarse también a través de Séneca o de la web del CEP (Código 212922GE067) .

El profesorado de la enseñanza privada o de comunidades autónomas diferentes de la andaluza sin acceso al sistema Séneca podrá formalizar su inscripción enviando apellidos, nombre, DNI y centro de destino o situación laboral a través del apartado «Contacto» de esta misma web. Recibirán confirmación de su participación mediante correo electrónico.

http://www.aades.es/xiv-jornadas-andaluzas-de-ensenanza-de-la-economia-en-secundaria/3459

Wall Street se desploma

Imaginemos la situación siguiente:

1.- Juan es propietario de 1.000 acciones de la empresa X cuya cotización está rondando los 100 euros estos últimos tiempos
2.- Luis, que trabaja para un fondo de inversión, le dice a Juan: “Te propongo que me prestes tus acciones, que te devolveré dentro de tres meses, y te pagaré un 5% por acción, tomando como referencia la cotización de 100 euros, es decir (1000 x 100 x 5) / 100 = 5.000 euros.
3.- A Juan no le parece mal, podrá recuperar sus acciones tres meses después teniendo una rentabilidad asegurada muy atractiva a corto plazo.
4.- Luis pone en venta rápidamente las 1.000 acciones a 90 euros y espera pacientemente.
5.- Aparecen noticias en las que se dicen que la empresa X empieza a tener problemas porque no ha sabido actualizar su estrategia  comercial
6.- Poco a poco van llegando órdenes de venta cuyo precio es cada vez más bajo.
7.- Luis vende así las acciones a 90 euros… 1000 x 90 = 90.000 euros.
8.- Las ordenes de venta siguen llegando hasta alcanzar una cotización de 50 euros tres meses después.
9.- Luis compra 1.000 acciones a 50 euros (1000 x 50 = 50.000 euros) y devuelve las acciones a Juan pagándole lo pactado, es decir 5.000 euros.
10.- Resumen de la operación:

  • Luis vendió las acciones por un valor de 90.000 euros
  • Luis recompró las acciones por un valor de 50.000 euros
  • Luis pagó a Juan 5.000 euros
  • Luis ganó en tres meses 35.000 euros (90.000 – (50.000 +5.000)) sin haber sido propietario de las acciones

Imaginemos que este tipo de operación la realizan varios fondos de inversión con préstamos de acciones de la empresa X, y que llegan al mercado bursátil centenas y centenas de órdenes de venta de acciones con precios cada vez más bajos… ¿Qué ocurriría? … Creo que está claro, el precio de la acción se derrumbaría y dichos fondos ganarían muchísimo dinero, sabiendo que los periodos de préstamo de acciones pueden ser variables, y que tanto los precios iniciales a los que los fondos vendieron las acciones, como los precios a los que las recompraron, son variables. Cuanto más alto vendieron y más barato recompraron… más beneficios.

Pues dejemos de imaginar porque este tipo de operativa existe en los mercados financieros y reciben el nombre de operaciones “a corto”, sabiendo que a los fondos que las practican se les denomina “fondos bajistas”. En principio los organismos supervisores de las bolsas (en España la CNMV) no están muy de acuerdo con este tipo de operaciones, pero, al parecer, se siguen haciendo… vaya usted a saber por qué… y es lo que ha ocurrido en Wall Street estos últimos tiempos, siendo portada de todos los medios de comunicación mundiales. Dicho esto, las portadas de los medios no han sido exactamente para denunciar este tipo de práctica bajista de los fondos, no, las portadas han sido debidas al hecho de que, con la empresa Gamestop, a los fondos de inversión “bajistas” les ha salido el “tiro por la culata” … y eso “no está bien” …

En efecto, debido a las prácticas descritas con el ejemplo de Luis y Juan, el precio de la empresa Gamestop bajó de 55 dólares a 2,57 dólares en varios años, pero los fondos bajistas no contaban con la reacción de millones de pequeños inversores que, reagrupados en una red social conocida como Reddit, y utilizando conjuntamente una aplicación que se llama “Robinhood”, empezaron a pasar ordenes de compra a mansalva, lo que ha hecho que el precio de la acción de Gamestop haya subido hasta los 300 dólares.

Si el mecanismo descrito al inicio de estas líneas se ha comprendido es también fácil comprender que, si la apuesta a la baja del precio de las acciones, que es lo que empujan los “fondos bajistas” porque les genera pingües beneficios , no da resultado, y que lo que ocurre es que el precio de la acción sube… los fondos de inversión pierden grandes cantidades de dinero… y eso es exactamente lo que ha ocurrido en Wall Street con Gamestop.

L@s que hayáis podido seguir este tema en los medios de comunicación ya lo sabéis, pero informo a l@s que no lo hayáis seguido que lo que “se respira” en general en los medios es una crítica a “RobinHood” y a “Reddit” ¿Cómo se puede poner Wall Street “patas arriba”? ¿Nos damos cuenta del impacto negativo que este fenómeno tiene para el sector financiero, las bolsas y las empresas?… espero que se entienda la ironía de estas dos últimas interrogaciones…

Vivir para ver. Según lo difundido por los medios de comunicación la culpa de lo ocurrido no la tienen aquellos que utilizan mecanismos de tahúres para hincharse de ganar dinero, la culpa la tienen aquellos que reaccionan contra los tahúres… y así va el mundo. El hecho es que, ante esta reacción de los inversores minoristas que utilizan la aplicación “Robinhood”, y las consecuentes pérdidas multimillonarias de los “fondos bajistas”, los intermediarios financieros autorizados a pasar órdenes de compraventa en la Bolsa de Nueva York (llamados “brokers”) se pusieron de acuerdo para no tramitar las órdenes de compra de acciones enviadas desde “Robinhood” … Los mismo “brokers” no han impedido a los “fondos bajistas” haber intentado ganar mucho dinero con sus órdenes de venta a la baja… Pues eso…

Me parece oportuno también hacer saber, para l@s que no lo sepan, que las bolsas mundiales pertenecen a los grandes fondos de inversión. En particular la Bolsa española ha sido comprada últimamente por SIX, un fondo de inversión sueco. En función de esta realidad ¿Es posible llegar a la conclusión que los fondos de inversión, sean “bajistas” o no, dominan las bolsas, y todo lo que pueda molestar sus negocios debe ser prohibido, como lo ocurrido en Wall Street con los inversores minoristas?  Lo que a algun@s puede sorprender es la reacción de una gran mayoría de medios de comunicación, pero ¿A quienes pertenecen dichos medios?… Dejo la pregunta en el aire.

Dicho todo lo anterior no deseo que mis propósitos se interpreten como una defensa férrea de lo que han hecho los inversores minoristas con la aplicación “Robinhood” utilizando la red social “Reddit”, dado que pueden existir intereses ocultos que desconozco pero, lo que queda claro es que las bolsas se han convertido en casinos con ruletas trucadas, que los propietarios del casino no admiten que hayan jugadores que, utilizando las reglas del juego, les hagan perder dinero … y que, si los propietarios de los casinos no ganasen dinero… no existirían los casinos.

Todo esto me hace pensar en lo que está ocurriendo con las vacunas del Covid. En la dualidad “salvar vidas-ganar dinero” los ganadores son los que se están hinchando de ganar dinero vendiendo las vacunas al mejor postor. ¿Qué hacen los gobiernos para que una vez por todas las vacunas se conviertan en patrimonio de la humanidad? NADA… como los supervisores de los mercados financieros ante operaciones exclusivamente especulativas que no aportan nada, ni a las empresas y aún menos a la sociedad.

Buenas noches, buena suerte, Salud y Bien Común

Paco Álvarez

La Bolsa y la Vida

Bien Común frente al Gran Reinicio del Foro Económico Mundial

El pasado 3 de junio de 2020 Klaus Schwab, Fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, presentó el lemai de la próxima conferencia a celebrar en enero de 2021. En su artículo, “Ahora es el momento de un gran reinicio”ii, parte del reconocimiento de la triple crisis sanitaria, económica/medioambiental y social que genera ansiedad y miedo generalizado en el mundo entero. Para enfrentarla, dice, es necesario cooperación y solidaridad internacional para conseguir el objetivo de “un gran reinicio del capitalismo” sobre la base de una profunda renovación económica y social basada sobre la educación, contratos sociales, condiciones laborales y un nuevo capitalismo verde “de las partes interesadas”, conseguido a través de la colaboración público/privada. La agenda de este gran reinicio tiene tres componentes esenciales:

1.-) Orientar los mercados a mejorar la distribución social mediante la coordinación fiscal y tributaria, nuevos acuerdos comerciales y la creación de las condiciones para la “economía de las partes interesadas”. La famosa Responsabilidad Social Corporativa.

2.-) Inversiones orientadas a objetivos comunes de igualdad y sostenibilidad. Utilizar los Fondos Públicos para promover infraestructura urbana verde e incentivar a las empresas a la utilización de “métricas medioambientales, sociales y de gobernanza”.

3.-) Aprovechar la Cuarta Revolución Industrial “en pos del bien público” para hacer frente a desafíos sanitarios, sociales y medioambientales.

Concluye con la oportunidad que representa la pandemia del covid19 para reimaginar y reiniciar nuestro mundo forjando un futuro más sano, más equitativo y más próspero.

Vivimos en un mundo fracturado y desacopladoiii. El momento histórico de la bifurcación en medio del caos, donde emergen nuevas interrelaciones como la reciente Asociación Económica Integral Regional (RECP)iv firmada el pasado 15 de noviembre por 15 países liderada por China. Con sectores económicos entero en quiebra técnicav. Donde el liderazgo de países occidentales ha desaparecido, visualizado en el fracaso del último G20 y el abandono de Trump de la conferencia para ir a jugar al golfvi. Donde las consecuencias del deterioro medioambiental avanzan sin controlvii, marcando la contradicción principal de nuestro tiempoviii, a la que cualquier alternativa de futuro tiene que enfrentar y responder. Donde se requiere de la nueva utopíaix que aglutine la fuerza social necesaria para el nuevo horizonte de la Humanidad, compatible con los límites físicos del planeta y la justicia social.

En este momento crítico las tensiones entre las élites globalistasx, cuyo portavoz público es el propio Foro Económico Mundial (FEM) y las élites continentalistas, cuyo máximo exponente es Donald Trump que seguirá siendo presidente de EE UU hasta el próximo 20 de enero, se acrecientanxi. Además, el Gran Reinicio propuesto implica la remodelación del poder entre transnacionales, sectores económicos y zonas geográficas, por lo que la tensión intra-oligárquica es máxima, y puede abocar a decisiones temerarias de consecuencias incalculables, como la que estuvo a punto de tomar Trump de atacar abiertamente a Iránxii o la que se tomó de asesinar al científico nuclear iraníxiii. El futuro de la Humanidad está en juego, y pende de un hilo.

Es en este contexto en el que hay que analizar este nuevo intento de transformar este capitalismo agonizante, para poder seguir con la reproducción ampliada de capital, mientras avanzamos hacia el abismoxiv. Este lema de reiniciar el capitalismo suena muy parecido al de Sarkozy en 2009 de “refundar el capitalismo”, mientras se extendía las consecuencias de la gran crisis financiera de 2008, habiendo llegado a 2020 sin haber cambiado nada. Nos prometieron acabar con los paraísos fiscales y establecer el impuesto a las transacciones financieras (ITF) demandas que ATTAC había mundializado, y diez años después aún lo esperamos. El propio Klaus Schwabxv reconoce que su mayor preocupación es el riesgo de estallido de una crisis social, el mismo de Sarkozy hace diez años.

En toda innovación social se transitan cuatro fases: primero la propuesta es ignorada; segundo la propuesta es ridiculizada por utópica e irrealizable; tercero se asume en parte intentando administrarla para neutralizar sus aspectos más disruptivos e inasumibles por el viejo régimen en declive (que es la fase donde nos encontramos con respecto a la EBC, igual que hace diez años con las reivindicaciones de ATTAC) y, por fin, cuarta se asume su perentoria necesidad y se instalan. Cada fase señala un estado distinto de correlación de fuerzas entre clases sociales.

La Asociación para el fomento de la Economía del Bien Común ha cumplido diez años desarrollando la herramienta y metodología para orientar los mercados a mejorar la distribución social y la creación de las condiciones para la “economía de las partes interesadas”, significando un paso de mayor compromiso y eficacia en el desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa. La Matriz del Bien Común de la empresa es la herramienta más completa para implantar en su seno la utilización de “métricas medioambientales, sociales y de gobernanza”. Así mismo, la herramienta de la Ciudad del Bien Común, desarrollada por un equipo multidisciplinar del grupo local de EBC Cádiz coordinado por el arquitecto Fernando Visedo Manzanares, es la metodología que implanta la métrica necesaria, utilizando técnicas de Big Data, no solo para la infraestructura urbana verde sino para el conjunto de los objetivos del desarrollo sostenible 2030. Que se debata el tema en el Foro Económico Mundial nos debe alegrar y estimular para seguir trabajando, porque nos demuestra lo correcto y bien encaminado de nuestros esfuerzos, sin que nos creamos que ya está conseguido. Debemos vigilar la coherencia de los actos, sin dejarlas en meras declaraciones bien intencionadas, y la exigencia de la transformación hasta el final. La Comisión Europea al aprobar los estándares GRI dejó fuera la Matriz del Bien Común, y Klaus Schwab habla sólo de “infraestructuras urbanas verdes” dirigidas claramente a la economía circular. El pleno desarrollo de la Economía del Bien Común es incompatible con la economía especulativa, el crecimiento infinito y la falta de democracia, inherentes hasta ahora al poder corporativo de las transnacionales.

Procesos cíclicos. El tiempo en la ciencia de la Vida.

La dimensión temporal une lo estructural con lo organizacional. Las estructuras y organizaciones económicas, sociales y políticas corresponden siempre a un determinado corte temporal dentro de la historia evolutiva de la Humanidad. La complejidad de la vida y la sociedad humana es su complejidad organizacional. Se superponen y luchan dos tiempos diferentes con sentido contrario. El tiempo de un sistema histórico que agoniza y el tiempo del nuevo sistema que surge desde su interior. Y el tiempo del nuevo sistema es poli temporal. Es decir, en cada ámbito territorial tiene su propio ritmo. Dependerá de la fuerza y capacidad organizativa para vencer las resistencias, lo que determinará su implantación en esa sociedad y lugar concreto.

Todo en el Universo está en movimiento continuo e interrelacionado. Incluso nosotros mismos como individuos estamos en continuo movimiento interno, y no sólo los electrones de los átomos que nos conforman, también cada uno de los sistemas de nuestra anatomía fluye sin parar, sin que perdamos nuestra consciencia de estabilidad y unidad. En las sociedades, la economía y la política ocurre igual. Cuando Marx incorpora la palabra “dialéctica” o “histórico” está reconociendo el movimiento continuo y el efecto tiempo como elemento esencial en todo proceso de transformación, porque todo movimiento tiene lugar dentro de un tiempo determinado.

Existen tres clases de ciclos económicos distintos en el seno del sistema capitalista: el financiero, corto de una duración media de 40 meses (Kitchin), medio, del que suelen hablar en medios políticos y prensa económica, de 6 a 8 años (Juglar), y largo, vinculado con cambios tecnológicos importantes, de 50 a 60 años (Kondratieff). Estos tres ciclos se superponen: en una onda larga se producen 6 o 7 medios, y en cada uno de estos se producen 2 o 3 pequeños. Estos ciclos económicos conllevan a su vez ciclos sociales de miedo/inseguridad o euforia social generalizadas. Pendiente de un estudio en profundidad, podemos observar así mismo que cada 250 años, más o menos, se produce una profunda transformaciónxvi. La sociedad se reestructura a sí misma: cambia su visión del mundo, sus valores hegemónicos, su estructura política, social y económica, sus artes e instituciones claves. En estos momentos estamos viviendo la transformación al postcapitalismo.

Hay ciclos de 6-8 años de acción-reacción social y política. En 1973 la oligarquía internacional reacciona a la revolución progresista del ciclo anterior comenzada en 1966-68 frustrándola con la financiarización de la economía y el neoliberalismo ideológico y político; así se repite en 1980, 1987, 1994, 2001, 2008 en una espiral continua de acción-reacción que avanza a través del tiempo. En 2014/5 comenzó el último ciclo de reacción conservadora a la consolidación del mundo multipolar de los BRICS, cuestionamiento del petrodólar y deslegitimación ideológica, con grandes movilizaciones sociales, fruto del anterior ciclo marcado por la crisis de 2007-8. En este nuevo ciclo que finaliza con el resurgir de las movilizaciones mundiales por el clima y la Vida, por la igualdad y la dignidad, y por procesos constituyentes hacia la ciudadanía universal y la democracia participativa, debemos planificar los objetivos a corto, medio y largo plazo, conscientes del impulso que recibiremos de la ciudadanía mundial cada vez más consciente de los retos y desafíos que enfrentamos como Humanidad. Es la hora, es el momento del Bien Común y de la EBC.

El Bien Común de la Humanidad es nuestra utopía. Implica la instauración del Estado del Bienestar a nivel mundial, sostenido por una fiscalidad armonizada que regule el movimiento de capital internacional y elimine los procesos de especulación financiera; la ciudadanía universal como nuevo Poder soberano que acabe definitivamente con las hambrunas, guerras, esclavitud y migraciones clandestinas, y permita enfrentar los efectos negativos del cambio climático con un mínimo de eficacia.

Estos ciclos en el tiempo son tendencias globales, como la órbita de la Tierra en torno al Sol, pero tiene singularidades en cada espacio territorial, de la misma forma que es verano en una parte del planeta e invierno en otra. El factor consciencia y voluntad es determinante en el devenir de los acontecimientos y en el buen fin del proceso.

Singularidades en el espacio/tiempo de esta gran transformación.

En los próximos 2-4 años se vislumbran negras perspectivasxvii. La crisis sanitaria sin terminar de superar; la económica/medioambiental y social en incremento, acelerada por la financiera, que puede llevar aparejada la desaparición del dinero metálico y Bancos centrales, dando paso a monedas digitales directamente controladas por las grandes transnacionales tecnológicas, como uno de los elementos esenciales del gran reinicio. De esta forma se le terminaría de sustraer el control del dinero a los Estados-nación y a las democracias actuales, poniéndolas de rodillas ante el poder omnívoro de las corporaciones. Y tensiones militares de incalculables consecuencias.

En los últimos cuarenta años de neoliberalismo y financiarización de la economía unas élites oligárquicas internacionales cada vez más reducidas, hasta llegar a 2.153 personasxviii según el último informe de Intermón Oxfam, han mantenido el control alimentando dos corrientes: por una parte, la economía de mercado basada en un modelo con bancos privados e intereses positivos que hace pagar por el capital a los que hacen uso de él y, consecuentemente, les hace fluir los capitales financieros a sus manos, provocando la desigualdad en el seno de una sociedad de consumo irracional; y, por otra, una geopolítica internacional que radicaliza los aspectos disgregadores, étnicos y locales de las religiones, alimentando un fundamentalismo de todas las religiones basado en una lectura literal y vaciada de su común universal que divide y enfrenta a una parte de la humanidad contra las otras.

En los últimos años se han generalizado los intereses negativos como forma de salvar a los propios bancos y grandes corporaciones a expensas de unos Bancos Centrales que monopolizan y privatizan el poder soberano de emitir monedas de la ciudadanía. Por otro vemos la demanda de la ciudadanía universalxix por diferentes pueblos y etnias. Y vemos como los máximos dirigentes religiosos se manifiestan por lo que les une y no por lo que los enfrentaxx Estos dos aspectos son incompatibles con el sistema capitalista a medio y largo plazo. Definen la gravedad de la situación en la que se encuentran los planificadores de la seguridad del sistema. Y explican la radicalidad de los ataques conservadores en el seno de las iglesias contra sus propios líderes religiosos que osan señalar este camino de unidad y fraternidad.

Que triunfe el proyecto de las élites globalistas manteniendo el enfrentamiento entre civilizaciones o, por el contrario, avancemos hacia la unificación de una única humanidad que permita el gobierno y la gestión racional de los asuntos comunes en el planeta Tierra, depende de la ciudadanía y de los actores políticos de diferentes ámbitos territoriales sobre los que se apoya la geopolítica internacional, que a su vez podemos identificar con siete civilizaciones, cuyo núcleo duro son sus religiones.

El mundo anglosajón: EE. UU., al que unimos Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, que identificamos con el cristianismo anglicano y los cristianos fundamentalistas norteamericanos. Las cuatro grandes corporaciones tecnológicas que lideran las élites globalistas (GAFA) tienen su sede en EE UU, así mismo, tienen sede las grandes farmacéuticas y grandes empresas militares en el conjunto de los países anglosajones, pero como territorios se encuentran en declive desde su liderazgo anterior por la competitividad y consolidación de empresas chinas y el desplazamiento del eje al pacífico y Asia. El gobierno de Trump deja como legado la polarización social, alejamiento de aliados mundiales y falta de liderazgo internacional e interno. El primer gran reto de Joe Biden es intentar recuperarlo. Gran Bretaña está en una situación similar tras el Brexit y la posible pérdida de su poder financiero en este gran reinicio. A ambos les queda el poder militar, pero ya cuestionado ante las posibles innovaciones realizadas en este campo por China y Rusia. Además, el dólar está perdiendo posiciones como moneda de intercambio mundialxxi y, con ello, la capacidad de financiar su complejo militar-industrial a través del déficit.

Chinaxxii, al que identificamos con el marxismo/confucionismo. Su situación también es difícil y contradictoria; necesita del resto del mundo para vender sus productos y tiene una gran desigualdad interior; mantener su actual situación de bonanza pasa por hacerse independiente del exterior y desarrollar políticas de bienestar social y equilibrio interior rechazando decididamente los valores del capitalismo agonizante que muere; dice tener asegurado el futuro y ser autosuficiente, pero aún no lo es porque ve muchas amenazas en su futuro con fuertes pérdidas en sus reservas financieras con la caída del valor del dólar y es consciente de que debe emplear mucha prudencia ya que le espera un periodo económicamente difícil; debe cuidarse de los que intentan corromperla por que encierra una gran amenaza para su futuro; debe priorizar los asuntos internos hasta su momento, ya que deberá jugar un importante papel en la construcción del nuevo mundo que nace, fundamentalmente por la importancia de su población sobre el total de la humanidad; las dificultades que generará la difícil situación económica que viene le exige tener muy clara la visión de su papel en la crisis para no dejar pasar las valiosas y únicas ocasiones que se presentaran; deben ser más tolerante con las religiones que no suponen ninguna amenaza real para ellos. China debe superar muchos obstáculos y tiene muchas dificultades. Sin embargo, tiene un liderazgo nítido con el Partido Comunista Chino y Xi Jinping. Planifica a medio y largo plazo liderando la construcción de las nuevas interrelaciones con la política de La Franja y la Ruta, así como el reciente RECP. Se avecinan grandes cambios para los que debe prepararse, controlándose y siendo prudente, siendo frío en la toma de sus decisiones por que tiene una gran responsabilidad para el futuro de la humanidad. Su ciudadanía debería ser consciente de la importancia y de las obligaciones que tienen en este momento histórico y vigilar que un exceso de prudencia o de astucia de sus dirigentes les termine perjudicando. Sin China el proyecto del Gran Reinicio de las élites globalistas no tiene futuro, pero se encuentran con el Partido Comunista Chino y la fuerte personalidad de Xi Jinping que no pueden manejar libremente. En cómo se resuelva esta tensión se juega gran parte del futuro de la Humanidad.

Unión Europea, ya sin Gran Bretaña aliada incondicional de EE. UU., que identificamos con el cristianismo católico y protestante. Tiene una posición cómoda pero sin poder real y deseos de cambio para una toma de decisiones más operativa luchando por poder tener una identidad propia en el futuro; actualmente una situación económica envidiada por el resto del mundo, pero muy amenazada por la crisis sanitaria y financiera internacional y el cambio de correlación de fuerzas que esta conlleva; para enfrentarla necesita dotarse de los mecanismos de decisión e instrumentos autónomos de defensa del Tratado de Lisboa pero no tiene el valor de oponerse a los que impiden que desarrolle su unidad política y su propio modelo social, requisito imprescindible para que salga adelante; mantiene una política neoliberal desde la antidemocrática Comisión Europea y, aunque tiene capacidad de hacerse oír en el mundo, colabora con la política de miedo generalizado, la geopolítica de la fragmentación y enfrentamiento basado en el fundamentalismo religioso, y no admite que la crisis financiera y económica internacional la ha debilitado para el futuro; debe comprender el necesario cambio de nuestro tiempo, no dejarse engañar y comenzar a desarrollar la nueva política económica de y para la Vida, la Economía del Bien Común, en cooperación con el resto del mundo; el fatalismo no le ayudará a enfrentarse con los efectos de la actual crisis pero si emprende este necesario cambio le hará recuperar el impulso europeo y el apoyo del resto del mundo. La ciudadanía europea debe denunciar con fuerza y abiertamente que la miseria consecuente con estas políticas está provocando el alejamiento y frustración de los que confiaban en el sueño europeo, de dentro y fuera de la UE, y que la posibilidad de mejora y bienestar que se anunciaba será imposible de conseguir por el camino actual.

Rusia, que identificamos con el cristianismo ortodoxo. Está en una situación extraña y contradictoria ya que se siente superior, pero es ingenuo su deseo de grandeza con las perspectivas de futuro que tiene en la actual crisis sanitaria, económica/medioambiental y financiera internacional que tan sólo le traerá frustraciones y más responsabilidad; teniendo la capacidad de hacerse oír se deja deslumbrar por el modelo occidental del capitalismo agonizante, por lo que está perdiendo las ocasiones de mejorar la situación interna de su ciudadanía y, además, mantiene a sus verdaderos enemigos en su interior, necesita más bienestar social interno y nuevos valores acordes con la nueva época. La población sufre y seguirá sufriendo un largo periodo de preocupaciones económicas que supone una grave crisis interior que debe abrir el camino de la transformación hacia el nuevo modelo. El liderazgo de Putin es fuerte pero excesivamente personal. La alianza con China le fortalece, pero es consciente de su dependencia a esta. Su poder militar es su baza más importante y juega un papel clave en la consolidación del multilateralismo. Está en una situación peligrosa ya que las actuales tensiones internacionales le señalan como directo protagonista en una posible conflagración militar.

Israel, que identificamos con el judaísmo en su versión fundamentalista y radical sionista. Basa su política en combatir su inseguridad reclamando la ayuda de todos presentándose como víctima y acreedor de una deuda de toda la humanidad con ella; la verdad es que es su ambición la que perjudica a su ciudadanía y le provoca esta gran inseguridad, ya que nunca logrará sus objetivos de paz con la actual política; es incapaz de actuar abiertamente y reconocer la injusticia, iniquidad y responsabilidad de sus acciones, y se presenta como aislado y marginado pero en realidad es quién mueve los hilos de la geopolítica mundial a través del control y dirección del Grupo Bilderberg; en realidad no sabe lo que verdaderamente quiere y sus acciones no pueden tener ningún futuro a medio y largo plazo, teniendo que sufrir la inseguridad y la soledad internacional; la crisis que provocará el deseado por ellos ataque a Irán provocará una gran crisis interna en Israel que deben aprovechar para aislar a los radicales sionistas, la única posibilidad para un futuro en paz. La ciudadanía israelí debe denunciar que el sionismo es el verdadero provocador de las acciones bélicas y el que acaba con los deseos de reconciliación y las posibilidades de paz, que están realizando crímenes contra la humanidad y que son los que toman realmente las decisiones a través de sus lobbies, control de la banca internacional occidental y del Grupo Bilderberg de la geopolítica internacional en este capitalismo agonizante.

El mundo árabe, al que identificamos con el islamismo. Su situación interna está llena de contradicciones y enfrentamientos; han sido de los grandes beneficiarios de la economía basada en combustibles fósiles de las últimas décadas, y deberían tener buenas oportunidades de mejoría de su ciudadanía pero carecen de poder de decisión autónoma para ello; tienen cultura e identidad propia sobre la que pueden construirse los valores de la nueva era y están dispuestos a negociar la paz con Israel a pesar de las provocaciones continuas de este; los logros y las propuestas continuas es la forma de hacer retroceder las posiciones provocadoras y radicales de los israelíes; las naciones árabes deben esperar sus ocasiones, confiar en su propia identidad, mantener su alto grado de sentido solidario ante la situación que se generará con el posible ataque a Irán que pondrá a prueba la solidaridad entre ellos; confían en su solidez económica pero sus buenas perspectivas pueden ser de corta duración si no emprenden con rapidez el camino hacia los valores de la nueva época contrarrestando la influencia de los fundamentalistas islámicos. Su ciudadanía debe protagonizar un gran cambio ante esta nueva situación. El posible ataque a Irán acabará con la tranquilidad y exigirá de toda la energía y vitalidad del Islam para resistirse a su radicalización fundamentalista; esta resistencia debe ser aprovechada por la ciudadanía árabe para construir y modernizar sus instituciones políticas recuperando el atraso que le han provocado desde fuera en los últimos 42 años, indispensable para poder desarrollar entre ellos el espíritu de la nueva época, el “demos” del nuevo mundo que nace, por lo que es esencial que no se dejen arrastrar ni engañar.

India y el sudeste asiático, que identificamos con el hinduismo, budismo y religiones que partiendo de sumeria viajaron hacia el oriente. Excepto India, que está invitada y a la que se le espera, el resto se han incorporado al RECP. La situación que tienen está llena de contradicciones que les lleva a tener indecisiones y titubeos que les serán contraproducente; esperan buenas oportunidades de la actual crisis sanitaria, económica/medioambiental y financiera, ya que mantienen su propia moneda y controlan su política monetaria, pero se siente dependiente y falto de libertad sabiendo que el cambio de vida y de valores contravienen su más profundas tradiciones; el miedo a una vuelta atrás les atormenta y se defienden dentro de los parámetros de la política económica neoliberal; deben desconfiar de sus verdaderas posibilidades de desarrollo dentro de este mundo caduco y de sentirse a salvo de sus consecuencias; volver a sus actividades y valores integrados con la naturaleza asumiendo su gran responsabilidad con la nueva economía universal y cosmopolita para la vida que les permitirá realizarse sin contradicciones con su propia identidad, su propia forma de ser; deben rechazar las proposiciones poco claras que recibirán de los integrantes del Grupo Bilderberg. Su ciudadanía debe velar para que sus dirigentes no se dejen arrastrar por estos y superar su espíritu supersticioso, ya que poseen una gran vitalidad, son autosuficientes y obtendrán el éxito si logran superar sus miedos.

Latinoamérica, desde México hasta Chile identificado con la religión católica y las creencias ancestrales de los pueblos originarios. Su actividad es y ha sido muy importante para el nacimiento del nuevo tiempo y del “demos” de la humanidad en la década de los gobiernos progresistas. Latinoamérica en su conjunto y especialmente países como el Brasil de Lula, participando en la constitución del G-20 y fundador del BRICS; Venezuela, desarrollando una experiencia rica e innovadora que alumbra muchas de las claves del nuevo tiempo manteniéndose a pesar del cerco y acoso de EE UU; Bolivia y Ecuador aprobando sus Constituciones del Bien Vivir y Buen Vivir, reconociendo los derechos de la naturaleza y la ciudadanía universal por primera vez; y Cuba, que ha mantenido aislada, casi sin recursos durante años, pero firmemente las esencias de un modelo alternativo al actual manteniendo encendida la llama de la esperanza en muchos corazones, con sus errores y dificultades como ocurre con toda obra nueva que se realiza contra viento y marea, está jugando un papel clave en el surgimiento del “demos” de la nueva humanidad. El conjunto de Latinoamérica sale ahora de los años de reacción conservadora con golpes de estado, represión y asesinatosxxiii. Su tarea actual es reconstruir las instituciones UNASUR y Banco del Sur, consolidando los procesos constituyentes latinoamericanos. La lucha del pueblo chileno y la recuperación de Brasil para este proceso se visualizan como esenciales.

En cada uno de estos ámbitos territoriales hay diferencias y diversidad de tiempos en la consciencia, organización y liderazgos por Estados-nación. El análisis y su accionar es tarea a realizar por sus directos protagonistas sociales y políticos. Hay, sin embargo, un mensaje común para toda la ciudadanía y movimientos sociales: que el miedo no os paralicexxiv

Bien Común de la Humanidad como horizonte a establecer en 2026

El conocimiento y consciencia crítica de lo que acontece, más la decisión firme de actuar orientados hacia el Bien Común determinará el futuro de la Humanidad. El Poder es nuestro como Humanidad.

De igual modo que nuestro cuerpo, sentimientos y valores conforman una unidad inseparable en nuestra individualidad, en la sociedad ocurre lo mismo. Los objetivos que nos marcamos como comunidad tienen que ser coherentes con nuestras motivaciones y valores dominantes en la sociedad. La revolución neoliberal que sufrimos desde hace más de cuarenta años se basa en romper esta unidad y coherencia. El individualismo se enfrenta a la comunidad; la ambición personal al Bien Común; la avaricia y vanidad a la cohesión social y a la democracia participativa en la que nos reconocemos como seres interdependientes los unos de los otros, al amor que todo lo une.

El dinero siempre ha sido un medio y no un fin. Es el trabajo organizado de las personas el que satisface las necesidades sociales e individuales. El dinero solo logra hacerse indispensable si se convierte en barrera monopolizada y privatizada para el intercambio.

Desde la EBC saludamos y apoyamos la necesaria cooperación y solidaridad internacional, para conseguir el objetivo de satisfacer las necesidades inmediatas de las personas, la seguridad y tranquilidad en el porvenir, y en la participación real en la determinación de su propio futuro integrado en la comunidad de la gran familia de la humanidad, que a su vez es fruto y parte del sistema integrado de Vida que es Gaia, nuestro mundo. Para ello es necesaria una profunda renovación económica, social, política y de valores, basada sobre una educación intercultural e inclusiva, la justicia social, reducción del tiempo de trabajo, una nueva economía por y para la Vida, democracia participativa y los valores del Bien Común de la Humanidad.

Desde la EBC deseamos orientar los mercados a mejorar la distribución social mediante la coordinación fiscal y tributaria con impuestos directos y progresivos a la especulación financiera, a la riqueza, a la contaminación y a las rentas. Apoyamos acuerdos de comercio justo y la creación de las condiciones para la “economía de las partes interesadas” con la métrica de la Matriz del Bien Común, y una verdadera Responsabilidad Social Corporativa que abandone la inoperante “voluntariedad” para el marketing de las corporaciones.

Desde la EBC procuraremos inversiones orientadas a objetivos comunes de igualdad, sostenibilidad y participación democrática para la determinación, control y evaluación de las mismas. Utilizar los Fondos Públicos para promover infraestructura urbana sostenible, inclusiva y públicas; e incentivar a las empresas a la utilización de “métricas medioambientales, sociales y de gobernanza”.

Desde la EBC reivindicamos aprovechar la Cuarta Revolución Industrial “en pos del bien público” para hacer frente a desafíos sanitarios, sociales y medioambientales, a la vez que reclamamos los beneficios de esta como Bien Común de la Humanidad, denunciando su privatización por una reducida élite no mayor que un “grupo de amigos”.

En los dos próximos años es previsible que todo se agrave hasta poner en duda nuestra esperanza de sobrevivir como especie. La reacción debe producirse al borde del mismo abismo. Es necesaria una movilización mundial en pos del Bien Común de la Humanidad, por un Congreso Constituyente del primer Gobierno mundial democrático, legítimo y transparente. Y para ello debemos ir constituyendo Portavocías de la Humanidadxxv en cada uno de estos ámbitos territoriales. Elegir a las personas con más prestigio y reconocimiento mundial en cada uno de los seis ejes que de forma transversal han de constituir los criterios de actuación a partir de ahora para la humanidad: Medioambiente, igualdad, derechos humanos, economía para la Vida, interculturalidad y democracia participativa. Si hay una gran movilización mundial para 2024 podremos iniciar las nuevas instituciones en 2026.

Fernando Moreno Bernal

Coordinador/presidente EBC Andalucía

Cádiz, a 7 de diciembre de 2020

xxii China pone fecha de caducidad a la hegemonía de EE UU https://www.alainet.org/es/articulo/209604

Propuestas alternativas y solidarias Post-covid19, la Economía del Bien Común

La pandemia del Covid19 no ha conseguido pararnos, cumpliendo todas las normas de seguridad, hemos impartido una charla-taller en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UVA, con propuestas alternativas a las de la economía clásica, que los alumnos recibieron con interés y expectación.

Se realizo con los alumnos del grado de Economía del profesor de Derecho Mercantil de dicha Facultad, Luis Angel Sánchez Pachón, y fue una exposición centrada en tres grandes bloques: ¿dónde estamos?, ¿de dónde venimos? y ¿qué proponemos para solucionarlo?.

La situación en la que estamos es clara, desde finales del siglo pasado vamos de burbuja en burbuja, que inevitablemente cada vez acaba en una nueva crisis, la situación última provocada por el Covid19, nos está llevando a territorios ya olvidados, con grandes bolsas de pobreza y desigualdad.

Todavía muchos no aceptan el porqué de esta situación, e invocan a fuerzas extrañas e incontrolables que nos están llevando a estos peligrosos territorios, «la culpa es de este maldito meteorito que nos ha caído sin avisar», si pensamos eso y no admitimos que solo nosotros somos responsables de a donde hemos llegado, la solución no será fácil; desde la diversidad, la colaboración es fundamental, y no nos cerremos en seguir aplicando las mismas recetas, los resultados son de sobra conocidos, y eso nos lleva directamente al abismo.

Las propuestas que realiza la Economía del Bien Común van en la línea de búsqueda de soluciones, como: colaboración en vez de competencia, sostenibilidad en contra del crecimiento sin sentido, uso del dinero como una herramienta y no como el fin último de la economía, respuesta a todos los grupos de interés y no solo a los accionistas, grados de desigualdad justa y asumibles socialmente, …

El evento concluyó con un interesante y vivo debate con los alumnos, sobre los asuntos expuestos, y aunque de forma general se compartieron las propuestas, surgieron las lógicas diferencias, más de forma que de fondo, con asuntos de debate como: Las propuestas realizadas son bastante utópicas, la resistencia a su implantación por parte de los poderosos que mueven los hilos, la necesidad de propuestas que vayan más allá de cambios económicos y que impliquen cambios en la sociedad, … Todas las propuestas de cambio tienen un cierto grado de utopía, pero las que realiza la Economía del Bien Común tienen su contrapeso en el pragmatismo de como acometerlas; somos conscientes de que los poderosos, de buen grado, no querrán perder sus privilegios, pero la otra alternativa es no hacer nada, y con esta desde luego que será mucho peor; reconocemos que un vector fundamental debe de ser que  estos cambios la sociedad los sienta como suyos, y nuestros esfuerzos van en ese camino con acciones como la hoy realizada.

 

Juan Manuel Martín
Grupo local de la EBC-Valladolid

Eventos

II Congreso Internacional de la EBC

La Cátedra de la Economía del Bien Común de la Universitat de València organizará, del 9 al 11 de marzo de 2022, el II Congreso Internacional de la Economía del Bien Común (EBC), impulsado por la Asociación Científica Internacional de la EBC. Christian Felber impartirá la conferencia inaugural. El primer congreso se celebró en Bremen en 2019.
Ya está disponible la web del Congreso, bajo el lema «Connecting Sustainability Organizational Models with SDGs»:

ENLACE A LA WEB DEL CONGRESO