Entradas

HACIA UNA ECONOMÍA POST-COVID PARA EL BIEN COMÚN

Propuesta conjunta de representantes del movimiento internacional de EBC de diecisiete países.

El movimiento internacional de la Economía para el Bien Común (EBC), que por primera vez se expresa conjuntamente con este texto, ha estado proponiendo desde el año 2010 un modelo económico alternativo, coherente y completo. La EBC se basa en valores fundamentales como la sostenibilidad, la inclusión y la cooperación, en lugar de priorizar los objetivos financieros y privilegiar la competitividad. El modelo económico vigente contribuye a las crecientes amenazas para la humanidad, tales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, así como la pandemia actual. El COVID-19 solo el último de una serie de virus que afectan seriamente a la salud y a la vida humana. El VIH, el Ébola, el Sars1, el Mers, y ahora el Sars2, son ejemplos de zoonosis, que significa que un virus cambia de anfitrión, de los animales al ser humano. Existe la evidencia científica de que el aumento en el número de zoonosis es consecuencia de la sobreexplotación de los recursos naturales y de la creciente presión sobre los hábitats de la vida silvestre, debido a la deforestación, la caza descontrolada, la agricultura industrial y la contaminación del aire.

La pandemia actual, así como otras amenazas, fueron anunciadas hace tiempo por los científicos: Limits to Growth (1972), Brundtland Report (1987), Earth Charter (2000), Millennium Ecosystem Assessment Synthesis Report (2005), o el concepto de los límites planetarios (2009), son ejemplos relevantes. Esto nos lleva a la pregunta: ¿Cómo es posible que los responsables de la toma de decisiones no hayan tenido en cuenta estas advertencias a todos los niveles?

LEER COMUNICADO COMPLETO

PRESENTACIÓN DEL BALANCE DEL BIEN COMÚN MUNICIPAL DE GUARROMÁN

El pasado día 20 de febrero se presentó oficialmente el Balance del Bien Común Municipal (BBCM) del Excelentísimo Ayuntamiento de Guarromán (Jaén). Nuestros compañeros David Hervás y Salvador Garrido, acompañantes facilitadores de municipios EBC habilitados y redactores del informe, expusieron ante el tejido social, el empresariado local y la ciudadanía sus principales resultados. Se pudo comprobar de qué manera el Ayuntamiento contribuye al bien común del municipio en su relación con personas y empresas proveedoras, entidades financieras, personal laboral y funcionario, ciudadanía y entorno social.

Guarromán es una localidad jiennense enclavada en la comarca norte-Sierra Morena que fue fundada en 1767 gracias a un proyecto de colonización con población centroeuropea, bajo los principios de la Ilustración. Su evolución histórica, influenciada por el origen alemán, austriaco o francés de sus primeros pobladores, ha proporcionado al municipio un carácter singular y sensible a los principios del movimiento de la Economía del Bien Común.

Acompañados de D. Alberto Ruiz Mostacero, Alcalde-Presidente de la corporación local y principal impulsor de la implementación de la hoja de ruta del movimiento EBC, insistieron en los beneficios de las herramientas propias de la EBC para la mejora de la convivencia, la participación ciudadana, la promoción exterior del municipio y la atracción de empresas y talento en Guarromán.

A continuación, se explicó al público asistente el programa de actividades que se van a desarrollar junto con empresas, asociaciones y centros educativos. Tras una formación en participación ciudadana, se promoverán las mesas temáticas para conformar la asamblea democrática, la medición del Índice del Bien Común y otras actividades para instaurar la Región del Bien Común con las localidades cercanas.

Precisamente, el diseño del programa de actividades planteado por nuestros compañeros ha supuesto la concesión al Ayuntamiento de Guarromán del Premio Progreso de la Fundación Fudepa, en la modalidad de Gobierno abierto, participación ciudadana y transparencia. Guarromán se convierte así en un municipio pionero en la comunidad autónoma de Andalucía por su compromiso con la innovación social y también se destaca dentro del movimiento EBC, al ser el primero que desarrolla el programa completo de la hoja de ruta para convertirse en municipio EBC.

Finalmente, se invitó a todas las personas asistentes a plasmar sus sueños para el Guarromán del futuro. Una de las claves de la presentación fue que pequeños pueblos pueden hacer grandes cosas. Se recordó la experiencia de Miranda de Azán como primer municipio EBC del mundo y se manifestaron las primeras propuestas de vecinas y vecinos para la segunda fase de la hoja de ruta.

Significado de la palabra Empresa

Nueva píldora en formato vídeo de Paco Álvarez sobre el significado correcto de la palabra Empresa, en contraposición de la palabra negocio, que es como el sistema económico actual entiende que debe de ser una empresa, pero su viabilidad depende de dar respuesta a todos los grupos de interés no solamente a sus propietarios.

Ver video.

IES Mar de Aragón nuevo Centro Educativo del Bien Común

El IES Mar de Aragón de la localidad de Caspe, en la provincia de Zaragoza, lleva desde 2017 introduciendo la Economía del Bien Común en el Centro por medio de proyectos de aula y de centro de todo tipo: actividades para el fomento de la interculturalidad, el voluntariado y la solidaridad, propuesta de proyectos de emprendimiento social, acciones para trabajar la igualdad de género, aprendizaje servicio de comunicación con los ancianos, proyecto de grupo del consumo para el desarrollo rural sostenible, concienciación medioambiental y cívica…

Se ha elegido este modelo del Bien Común porque sirve de marco global e integrador en el que recoger todo lo que se va haciendo en el centro, ponerlo en valor y visibilizarlo. A la vez permite detectar aquello que se está descuidando y hacia donde orientar los procesos de mejora, y avanzar hacia el bien común, y con él a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. También se considera especialmente interesante, porque incluye la reflexión económica en el ámbito educativo como elemento clave que trabajar para el desarrollo sostenible y la transformación de nuestra sociedad, que requiere de ciudadanos más responsables, activos y comprometidos con el entorno.

Cada año a principio de curso se ofrece trabajar en este proyecto a los profesores entrantes, en su mayoría interinos, creando un grupo de apoyo y trabajo colaborativo, para dar continuidad a aquellos proyectos que interesa mantener y crear e implementar nuevos. Todos siempre en torno a los valores del bien común: dignidad humana, solidaridad y justicia social, sostenibilidad medioambiental, participación y transparencia.

El objetivo es que se vayan extendiendo poco a poco las buenas prácticas basadas en estos valores en toda la comunidad educativa, también continuar creando red de apoyos y difusión del bien común en el entorno educativo en general.

Son tres las “semillas” obtenidas: una por buenas prácticas en el ámbito educativo resumidas anteriormente, otra por fomentar la Economía del Bien Común en la comunidad educativa, que en este caso se ha hecho no solo en el centro sino en toda la comunidad autónoma de Aragón, organizando seminarios formativos y asistiendo a encuentros (como el de Utopías Educativas) para su exposición. La tercera y última, por el momento, por crear comunidad en torno al bien común, ya que en la actualidad se forma parte y se coordina un grupo de docentes de diferentes institutos de todo Aragón en torno al Bien Común.

En su blog “IES Mar de Aragón por el Bien Común” recogen todas las acciones y proyectos que van realizando agrupados entorno a los cuatro valores del Bien Común.

Sostenibilidad

Comenzamos una serie de informaciones que nuestro amigo y compañero Paco Álvarez pone a nuestra disposición. Hoy toca hablar de una palabra que se usa para casi todo, Sostenibilidad, su conocimiento e ingenio nos muestra que tiene de verdad y mentira dicha palabra.

Ver vídeo

Respuesta al análisis de Juan Ramón Rallo de la Economía del Bien Común

Por Christian Felber
El economista Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana y adepto de la escuela de
„los austríacos“, dedica un texto de notable extensión a la propuesta de una Economía del Bien
Común (EBC), ya en mayo de 2013. La EBC se publicó por primera vez en alemán bajo el título
„Gemeinwohl-Ökonomie“ en agosto de 2010 por la editorial vienesa de Deuticke. Desde entonces,
se ha traducido a 12 idiomas, incluyendo el francés (2011), el italiano (2012), el inglés (2015) y el
holandés (2017). La versión castellana fue publicada en junio de 2012 por la editorial barcelonesa
Deusto. Igual que la versión alemana (que será reeditada como libro de bolsillo en marzo de 2018),
la versión castellana llegó a ser un bestseller con más de 25.000 ejemplares vendidos en España.
El libro ha dado lugar a un movimiento social-empresarial-ciudadano en una treintena de países en
varios continentes. En España, se han creado 19 grupos locales y cinco asociaciones legales: cuatro
regionales y una federal. A nivel internacional, más de 2300 empresas apoyan el movimiento. En
Valencia, una primera cátedra EBC ha sido establecida. El Comité Económico y Social de la Unión
Europea ha adoptado una opinión sobre la EBC con una mayoría del 86 por ciento de los votos.
El debate crítico es esencial para el desarrollo de alternativas. Sin embargo, la critica de Rallo es
muy furiosa. Pronostica un „empobrecimiento generalizado“ y un „recorte violento de libertades“:
„lo único de común que tiene la EBC es el empobrecimiento y la pérdida de libertades“. Una
reacción tan fuerte llama la atención. Desde varios lados se me ha pedido una respuesta: aquí viene.
Miremos con calma los pensamientos y argumentos del economista.

Leer informe completo

CIFP SAN CRISTÓBAL primer centro público de formación profesional reconocido como CENTRO EDUCATIVO DEL BIEN COMÚN.

Damos la enhorabuena al Centro Integrado de Formación Profesional San Cristóbal, de las Palmas de Gran Canaria, porque acaba de recibir el reconocimiento como Centro Educativo del Bien Común. Centro pionero e innovador que no ha dudado en introducir en sus aulas y toda la comunidad educativas los valores y propuestas de la Economía del Bien Común.

En concreto es el primer centro público de formación profesional de España reconocido como tal por la Asociación Federal para el Fomento de la Economía del Bien Común.

Se le han reconocido dos de las cinco “semillas” que puede tener todo centro educativo del Bien Común. Una por probar la realización de buenas prácticas educativas, y recogerlas en la matriz del Balance del Bien Común, como forma de visualizar y de evaluar sus acciones e impacto en su entorno. Otra por su contribución a la difusión del dicho modelo en la comunidad educativa.

Todas las han ido desarrollando dentro de un plan de innovación de centro en torno a este modelo. Entre las diferentes acciones realizadas se puede destacar la formación en emprendimiento basándose en la EBC, prácticas en empresas EBC, o la introducción del aprendizaje servicio con la organización de comedores sociales, llevados a cabo por el alumnado de cocina y servicios con usuarios de centros de acogida municipal, y familias en situación de exclusión social del entorno.

Todo centro orientado al Bien Común busca generar el mayor impacto en su entorno, saliendo de las aulas, introduciendo los valores en la base de la implementación de los proyectos educativos, que en este caso tienen doble valor al tratarse de proyectos orientados a la formación profesional y por tanto enfocados a la próxima incorporación al mundo laboral profesional y empresarial.

Ojalá vuestro ejemplo sea inspirador y todas estas semillas generadas lleguen muy lejos. Estamos seguros de que sí.

http://cifpsancristobal.org/ebc1/

Los ODS y la Economía del Bien Común

Algo se mueve, un nuevo impulso ciudadano a los ODS parece que nos llevará a una amplia concienciación, de que al ritmo actual no hay soluciones a los problemas de la mayoría, y por tanto hay que tomar decisiones con soluciones diferentes, ya que la repetición de las mismas recetas nos están llevando a una situación límite.

Desde movimientos sociales, como la Economía del Bien Común, se están realizando propuestas en los ámbitos económico, social y medioambiental, que permitan que nuestros jóvenes tengan un futuro, donde los valores de Dignidad Humana, Solidaridad y Justicia, Sostenibilidad Medioambiental, Transparencia y Participación Democrática, sean nuestra guía.

El movimiento de la Economía del Bien Común aunque abarca más aspectos que los ODS, y es un movimiento que se organiza de abajo a arriba, siendo las personas el objeto de todas sus propuestas, da plena respuesta a los 17 ODS como muestra nuestra Matriz del Bien Común (foto de portada), y como ejercicio de pragmatismo apoya totalmente.

Finalmente queremos compartir un vídeo, que a ritmo de música, nos da una visión de lo que realmente nos jugamos con los ODS.

Entrevista a Debla Orihuela

Una vida dedicada al bien común

Entrevista a Debla Orihuela, presidenta voluntaria de la “Asociación del Fomento de la Economía del bien común” una organización cercana a Christan Felber. La licenciada en filosofía asesora además a empresas que quieren hacer un balance del “bien común”. En la Comunidad Valenciana, en Muro, Betxí y Villena están ya introduciendo este tipo de balance social. Entre las empresas que lo hacen con éxito están Cartonajes La Plana, Supernaranjas, Cuinatur, Novaterra Catering y el Hotel Voramar.

¿Qué es la economía del bien común (EBC) y qué hace su Asociación?

El modelo de la EBC propone la utilización de unos indicadores distintos a los indicadores clásicos, que permitan medir no solo los aspectos financieros y monetarios, sino también los sociales y culturales. Para medir el grado de cumplimiento social de una empresa, se propone el uso del balance del bien común, de manera que el éxito de una empresa ya no depende de su capacidad para generar beneficios económicos y financieros, sino de su impacto social, esto es, del beneficio que la empresa puede generar en la sociedad y en general en sus grupos de interés. Para medir el bienestar de un país, frente al indicador del Producto Interior Bruto se propone como indicador el Producto del bien común, el cual incluye también aspectos como la cohesión social, la solidaridad, la participación, la calidad de la democracia, la política medioambiental, el justo reparto de los beneficios, la igualdad de género o la igualdad salarial, entre otros. Nuestra organización se encarga de difundir la “Economía del bien común”. Sensibilizar y poner en marcha la economía del bien común en los distintos estamentos en los que se puede aplicar. Municipios, empresas y universidades. Aplicando el balance del bien común en dichos estamentos.

¿Cómo evalúa el movimiento de Christian Felber?

Lo evalúo muy positivamente, es un movimiento que desde su nacimiento no ha dejado de crecer y expandirse porque es positivo y valioso para las personas que entran en contacto con el mismo. Supone un cambio total en la redistribución de nuestros recursos, y sobre todo un cambio total en la manera de concebir nuestra relación con la economía, con el entorno, con el medio ambiente, en el que está presente y en el centro el ser humano.

¿Cómo se implica él en vuestra organización?

Christian es una persona muy cercana, que siempre que su apretada agenda se lo permite, si se le pide y puede acude a los actos de la asociación o de las universidades, o de cualquier municipio que esté implicado en poner en marcha el movimiento EBC.

¿Por qué ha tenido tanto éxito en España?

No solo en España, sino también en otros países de Europa como, por ejemplo, Austria y Alemania también han crecido de manera importante; no obstante, el movimiento no para de crecer, paulatinamente, en el continente de América del sur y México. El éxito en España yo se lo atribuiría a que llegó en un momento de estancamiento de nuevas ideas y nuevas maneras de ver los distintos escenarios sociales, por lo que pudo irrumpir con fuerza entre las personas que pensamos que otra forma de economía es posible, y otra forma de entender la relación del ser humano con su entorno.

¿Qué se va a hacer este año?

Este año se ha creado la “Federación Internacional”, en la que se agrupan las de distintas asociaciones EBC de cada país como la nuestra, y cuyo objetivo es la cooperación entre los diferentes equipos coordinadores de las asociaciones de cada país, que forman una plataforma para el intercambio internacional de ideas y conocimiento. Fue creada en diciembre de 2018 y este año es su primer año de andadura, en estos momentos estamos aprobando presupuestos y desarrollando estructuras entre todos nosotros.

¿Qué políticas en España reflejan ya la economía del bien común?

Políticas concretas todavía no existen, pero sí existen plataformas municipales que han llevado a sus plenos municipales incluir en los baremos de concursos de adjudicaciones, el ser empresas EBC, o por ejemplo nuestro “balance del bien común” sirve a muchas empresas como memoria de sostenibilidad, que se ajustan a la normativa europea sobre información no financiera de las empresas. También a algunas empresas les sirve como memoria de responsabilidad social.

¿Qué empresas o países son ejemplares en la puesta en práctica?

Aquellas empresas que hagan el balance del bien común y obtengan una puntuación mínima entre 0 y 1.000 e incluyan en el mismo propuestas de mejora pueden ser empresas del bien común, lo que quiere decir es que están en el camino de ser empresas que cumplen con los valores del movimiento EBC. Yo no soy quién para juzgar a nadie, cada uno vive su vida con arreglo a sus valores, pero sí le puedo comentar que existe un país, Bután, un país ubicado en la cordillera del Himalaya, en el que en lugar del PIB, se mide el índice de felicidad de sus habitantes y creo que esto está más alineado con nuestros valores, nosotros pensamos que se debe medir el índice del bien común.

Entrevista publicada en la revista Dirigentes

Items de portfolio