Propuestas económicas tras el Covid-19

Tras bastantes días de confinamiento, se perciben en la sociedad sensaciones encontradas; por un lado hay un cierto alivio por la relajación de las medidas sanitarias, pero por otro continúa una alta preocupación de ver que esta situación no ha concluido. Y todo ello se refleja tanto en las conversaciones de personas como en las opiniones de los teóricos expertos.

Ha comenzado una nueva fase donde hay que tomar decisiones para solventar los problemas que acarreará la crisis sanitaria, y muy especialmente la de dar solución a las dificultades económicas que en breve aparecerán. Los grupos de presión, con intereses económicos, ya están moviendo toda su maquinaria, con un único objetivo, acaparar la mayoría de los recursos disponibles y que sean otros los que paguen esta nueva crisis, con un modelo económico incapaz de dar una respuesta equilibrada, como desafortunadamente sucedió en la anterior de 2008.

En situaciones de grandes crisis, como la que estamos pasando, las soluciones suelen ser “extremas”, y la ideología dominante en la sociedad suele capitalizarlas a su favor, sirva como referencia las medidas tomadas tras el huracán Katrina en Nueva Orleans , donde las élites extractivas siguieron con sus políticas depredadoras; pero en ocasiones anteriores se encontraron soluciones completamente diferentes, como fueron las políticas económicas y sociales tras la segunda guerra mundial, que generaron el período de mayor desarrollo en la historia de la humanidad, sobre todo en el mundo occidental avanzado. Por tanto, no hay una sola vía para resolver los problemas, aunque el mensaje que figura en los “media” nos indique una única forma para salir de una crisis como la que se avecina, a pesar de que la historia constata una y otra vez que esa solución no funciona, como evidencia el fracaso de los programas de austeridad que se empeñó en aplicar la UE a partir del 2010.

Esta partida, en la actualidad está por jugar, y diferentes movimientos sociales y ONGs, que creen en la equidad como factor de desarrollo, están empezando a moverse, una de ellas es el “Manifiesto2020, por una sociedad justa”, cuyas propuestas económicas exponemos a continuación:

I. Establecimiento de una Renta básica universal.

II. Redistribución renta/riqueza (Desigualdad): Políticas fiscales altamente

progresivas y lucha contra la pobreza.

III. Fomentar la economía real sobre la especulativa: Producción de proximidad,

apoyo a la economía solidaria, regulación tasas “Tobin” y “Google”.

IV. Solidaridad internacional y UE: Dotación suficiente a la cooperación al

desarrollo, frente la Europa de las naciones recuperar la de las personas.

V. Garantizar las pensiones con su revalorización permanente, y acabar con la

brecha entre hombres y mujeres.

Estas propuestas tienen un objetivo integrador de valores compartidos, por lo que el Manifiesto2020 ha considerado no entrar en el detalle, dejando su desarrollo abierto a todos sus participantes en una búsqueda de consensos. En esta dinámica desarrollaré a continuación una propuesta basada en las aportaciones que han realizado en los últimos años, diferentes autores de la economía con una visión no convencional, como: Joseph E. Stiglitz, Christian Felber, Thomas Pikkety,…

Estas propuestas, tienen un punto en común, la búsqueda de una sociedad justa, donde todos los individuos tengan una subsistencia digna, y donde las desigualdades actuales, tanto internas como entre países, sean erradicadas. A pesar del rigor analítico de los autores anteriores, el “mainstream” de economistas, periodistas afines al neoliberalismo, etc., ha intentado, de forma vana, en los últimos años, descalificarlos a nivel profesional, con un discutible éxito, pero eso sí, han conseguido a nivel social que su mensaje cale entre la gente normal, la cual sigue creyendo firmemente todos sus mantras, y cualquier propuesta que se aparte de ese pensamiento único, da la sensación que nos llevará directamente al abismo.

El desarrollo siguiente es un intento de hacer ver a la mayoría social que hay otras propuestas económicas, basadas en hechos empíricos, que posiblemente den las soluciones que el modelo neoliberal actual ha sido incapaz de dar a los problemas económicos actuales. La exposición será muy lineal, propuestas económicas donde todo gasto está sustentado por un ingreso en unas condiciones normales de la economía, y en situaciones extremas como la actual, con un cierto déficit pero con viabilidad de futuro.

Una sociedad justa es aquella que es capaz de dar acceso a todas las personas a los bienes esenciales que necesitan: la alimentación, la educación, la salud, el derecho al voto y, en general, la participación plena de todos en las diversas formas de vida social, cultural, económica, cívica y política. Para ello el estado debe servir de equilibro a las desigualdades que la propia sociedad genera, y una herramienta efectiva es una fiscalidad altamente progresiva, la cual además genera un alto desarrollo sostenible para todos sus miembros, como la historia lo demuestra en el periodo 1945-1980 (esto son datos, no opiniones).

Nos apoyamos en las propuestas que Thomas Pikkety realiza sobre este asunto, y que resumimos en la siguiente tabla, en la cual desaparecen los impuestos indirectos (IVA), este impuesto es el más injusto de los actuales, dado que paga el mismo IVA un multimillonario que un indigente. También indicar que en contra de los mensajes interesados de “entendidos” en economía, dichas propuestas afectan de forma fundamental a los grandes patrimonios y a las rentas muy altas, no más de un 1% de la sociedad, y que a pesar de esta colaboración fiscal más alta, para ser exactos más justa, que no se preocupen porque seguirán siendo ricos. ¡Por tanto olvidémonos de los mensajes apocalípticos que surgirán!

La propuesta anterior, por novedosa, puede parecer que llevará a la sociedad a territorios desconocidos, lo cual en cierta manera es cierto, pero en realidad es una propuesta fiscal similar a la que realizaron desde los años 30 del siglo pasado hasta los años 80 los grandes modelos del capitalismo neoliberal, EE UU y el Reino Unido, y, como es bien sabido, el mundo tuvo durante ese período el mayor desarrollo que conoce la Historia. Por tanto, no la descalifiquemos simplemente por ideología, y aportemos debate en las cifras propuestas o en los métodos, pero está claro que es realizable y que puede ser implementada con éxito, no como todas las propuestas de austeridad aplicadas por la ideología neoliberal, que aparte de no conseguir resolver el problema, han generado un incremento exponencial de la desigualdad.

La propuesta de Piketty recauda sobre el 50% de la renta del país (incluyendo las cotizaciones sociales), y afecta principalmente a los patrimonios y rentas más altas, el resto de los contribuyentes verían mínimamente afectadas sus aportaciones. Pero, por contra, genera los recursos suficientes para hacer frente a todas necesidades de un autentico estado social, empezando por una novedad que a buen seguro a muchos sorprenderá, la posibilidad de generar una dotación de capital a todos los jóvenes cuando lleguen a la edad de 25 años, de esta forma las desigualdades de acceso al capital según donde se haya nacido se amortigua de forma significativa, y el mensaje de “meritocracia” del sistema actual se haría más creíble.

Otro aspecto que cubre esta propuesta fiscal, es la posibilidad de una renta básica anual equivalente al 60% de la renta media después de impuestos. Para dar una visión global, el desglose de los siguientes impuestos progresivos es el siguiente: el impuesto progresivo sobre la propiedad (anual y sucesiones) recauda el 5% de la renta y sería suficiente para cubrir una dotación de capital para los jóvenes al llegar a los 25 años, equivalente al 60% del patrimonio neto; el impuesto progresivo sobre las rentas, equivalente al 45% de la renta, cubriría con un 5% la renta básica anual, y con el 40% restante daría respuesta al estado social y ecológico.

En un estado justo, todos aportan de forma progresiva según lo que tienen, por lo que es una anomalía que en la actualidad haya territorios que escapan a la fiscalidad de los estados, como son, las operaciones que las transnacionales imputan a otros estados (normalmente “paraísos” fiscales o con sistemas de elusión fiscal), y las operaciones especulativas llamadas de “alta frecuencia”. A esta anómala situación de desigualdad hay que dar una solución justa, con las llamadas tasas Google y Tobin.

La Tasa Google se aplicaría a todas aquellas transnacionales que operan a nivel mundial con un volumen de operaciones superior a 500 millones de euros, y de más de 3 millones en el territorio español, a las que se gravaría con un 3% de todas sus operaciones reportadas por los ingresos de publicidad online, intermediación y venta de datos de usuarios en territorio español.

La Tasa Tobin, o impuesto a las transacciones financieras (ITF), es un impuesto indirecto que gravaría con un 0,2% las operaciones de compra de acciones de empresas con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de euros, o sea, 34 de las 35 empresas del Ibex, pero no al resto de empresas que no alcancen dicho valor. Este impuesto solo lo pagarían las personas que compran y vendan acciones de esas grandes empresas. Este impuesto junto con otro referente al “carbón”, aunque es un impuesto indirecto, compensa una externalidad negativa que provocan ambas situaciones, lo lógico es que si se resolviesen dichas externalidades negativas dichas tasas deberían desaparecer.

Las propuestas anteriores son de aplicación general para la consecución de una sociedad justa, y son atemporales. En la situación actual provocada por el Covid19 hay otras acciones que son fundamentales para salir de una forma u otra de esta crisis, y de ellas dependen en gran manera la actuación de la UE en su gestión, por lo que debemos exigir soluciones que pongan el foco en las personas y no solamente en los intereses económicos y financieros de los grandes grupos de presión, con una propuesta de implementación de los que han sido llamados “coronabonos”, no podemos encadenar una nueva rueda de deuda en los países que más han sufrido la pandemia, y que abocaría, sin duda, a otra situación como la de 2008-2010. Puede y debe existir un justo equilibrio entre la responsabilidad de quienes reciben ayuda y la cooperación de la UE en la solución. Una UE en la que prevalezcan los intereses egoístas de unos estados, no tiene futuro.

Juan Manuel Martín

Coordinadora Manifiesto2020, por una sociedad justa

Campo Energía EBC-Valladolid

Vivienda colaborativa Alicante

El mundo está cambiando. Las Comunidades y las Finanzas también

Precisamos aplicaciones prácticas que puedan contribuir a que nosotros los ciudadanos, percibamos que una “economía de abajo a arribaes ya parte de nuestra realidad cotidiana.

Este es el propósito de esta acción, en la que se quiere, además de crear riqueza Social, Económica y Medioambiental. que las personas puedan, con algunos de sus ahorros (se puede participar desde 1.000 €), participar de la Financiación Ciudadana Directa, en proyectos que puedan “palpar”, en los que puedan conocer a las personas beneficiarias, sabiendo a quiénes beneficia y cómo

En Ágora Viviendas Colaborativas “Cohousing, en suelo público de Alicante, se está creando la Primera Comunidad del Bien Común en un Cohousing en Europa.

Y ya es posible que vuestra Inversión Socialmente ResponsableISR”, pueda ser partícipe activa de esta importante evolución en nuestros propios entornos. Con el propósito de ir extendiendo y normalizando esta forma de ahorrar, y conseguir al tiempo una rentabilidad del 2% anual y garantías, generando a corto plazo trabajo y salud.

Aquí tenéis más información de cómo se puede participar

Ejemplos en España Noticias

Eventos próximos para saber más:

Gracias por ser partícipes, ayudando a crear con acciones esta nueva realidad!!

BAHÍA DE CÁDIZ_REGIÓN DEL BIEN COMÚN

El Campo de Energía de Cádiz esta llevando la presentación a cada uno de los Ayuntamientos a responsables políticos y técnicos de las EDUSI (Fondos FEDER europeos para el Empleo, desarrollo urbano sostenible e inclusivo)

El pasado 11 de febrero se lo presentamos a Carlos Parada concejal delegado de fomento del Ayuntamiento de Cádiz. El 19 de febrero a Cándida Verdier 2ª teniente de acalde del Ayuntamiento de Chiclana. Está pendiente de agenda los cinco restantes Ayuntamientos.

Presentación de la Ciudad del Bien Común usada con alcaldes y alcaldesas de la Mancomunidad de Municipios Bahía de Cádiz el pasado 10 de diciembre de 2019.

PRESENTACIÓN DEL BALANCE DEL BIEN COMÚN MUNICIPAL DE GUARROMÁN

El pasado día 20 de febrero se presentó oficialmente el Balance del Bien Común Municipal (BBCM) del Excelentísimo Ayuntamiento de Guarromán (Jaén). Nuestros compañeros David Hervás y Salvador Garrido, acompañantes facilitadores de municipios EBC habilitados y redactores del informe, expusieron ante el tejido social, el empresariado local y la ciudadanía sus principales resultados. Se pudo comprobar de qué manera el Ayuntamiento contribuye al bien común del municipio en su relación con personas y empresas proveedoras, entidades financieras, personal laboral y funcionario, ciudadanía y entorno social.

Guarromán es una localidad jiennense enclavada en la comarca norte-Sierra Morena que fue fundada en 1767 gracias a un proyecto de colonización con población centroeuropea, bajo los principios de la Ilustración. Su evolución histórica, influenciada por el origen alemán, austriaco o francés de sus primeros pobladores, ha proporcionado al municipio un carácter singular y sensible a los principios del movimiento de la Economía del Bien Común.

Acompañados de D. Alberto Ruiz Mostacero, Alcalde-Presidente de la corporación local y principal impulsor de la implementación de la hoja de ruta del movimiento EBC, insistieron en los beneficios de las herramientas propias de la EBC para la mejora de la convivencia, la participación ciudadana, la promoción exterior del municipio y la atracción de empresas y talento en Guarromán.

A continuación, se explicó al público asistente el programa de actividades que se van a desarrollar junto con empresas, asociaciones y centros educativos. Tras una formación en participación ciudadana, se promoverán las mesas temáticas para conformar la asamblea democrática, la medición del Índice del Bien Común y otras actividades para instaurar la Región del Bien Común con las localidades cercanas.

Precisamente, el diseño del programa de actividades planteado por nuestros compañeros ha supuesto la concesión al Ayuntamiento de Guarromán del Premio Progreso de la Fundación Fudepa, en la modalidad de Gobierno abierto, participación ciudadana y transparencia. Guarromán se convierte así en un municipio pionero en la comunidad autónoma de Andalucía por su compromiso con la innovación social y también se destaca dentro del movimiento EBC, al ser el primero que desarrolla el programa completo de la hoja de ruta para convertirse en municipio EBC.

Finalmente, se invitó a todas las personas asistentes a plasmar sus sueños para el Guarromán del futuro. Una de las claves de la presentación fue que pequeños pueblos pueden hacer grandes cosas. Se recordó la experiencia de Miranda de Azán como primer municipio EBC del mundo y se manifestaron las primeras propuestas de vecinas y vecinos para la segunda fase de la hoja de ruta.

Confianza y Economía del Bien Común

La Economía del Bien Común viene a restablecer el valor de la confianza en el seno de las sociedades, deslegitimadas por prácticas abusivas de las grandes corporaciones ajenas al interés general, descohesionadas socialmente por un individualismo suicida, y degeneradas democráticamente por la corrupción y manipulación de las noticias a través de medios y redes sociales.

Conscientes de la crisis existencial del propio sistema capitalista los organizadores del Foro Económico Mundial, que celebra las sesiones de 2020 en Davos los próximos días 21 a 24 de enero, han sacado el Manifiesto de Davos 2020i El propósito universal de las empresas en la cuarta revolución industrial. En el que reclaman a las empresas y grandes corporaciones la defensa de los grupos de interés (stakeholders) y un paso más en la descafeinada hasta ahora Responsabilidad Social Corporativa. Si no se mide, evalúa y penalizan las malas prácticas de nada sirve. Y ahí la EBC aporta herramientas y metodología. ¿Es viable un sistema capitalista que renuncie al máximo beneficio en el corto plazo y a la competitividad que le lleva a la acumulación de capital intrínseco al propio sistema capitalista? Estimo que no. Estaríamos en el postcapitalismo.

Como dice Adela Cortinaii “la confianza ha de ser la piedra angular de las sociedades capaz de crear cohesión social”. La confianza está íntimamente relacionada con esperanza, entusiasmo y liderazgo. Nace de lo más profundo de la personalidad acompañada por la autenticidad, el equilibrio y la firmezaiii. La confianza en una Humanidad con futuro. En su capacidad y Poder para superar la crisis sistémica y civilizatoria que transitamos. Nos encontramos en un cambio de época, en tránsito, donde se ha perdido el sentido de la vida. El ser humano de hoy se encuentra desconcertado, inseguro y vacío. Una tecnología sin ética nos domina y consume. Lo que realmente diferencia a la Humanidad de las demás especies animales es la capacidad de imaginar otros posibles futuros y, en consecuencia, pasar a la acción para construir ese futuro mejor posible. Una sociedad sin esperanza equivale a morir, a desintegrarse como sociedad perdiendo toda cohesión social. Para que exista se requiere un ideal que entusiasme, un objetivo posible en un determinado periodo de tiempo. Para mantener la confianza y esperanza es trascendental visualizar ese otro mundo futuro mejor para alimentar nuestro entusiasmo. Liderazgo es la suma de confianza, esperanza y entusiasmo. Hoy se ha perdido la confianza. No hay programas que lideren y entusiasmen. Hay una crisis civilizatoria, de valores dominantes, que nos aboca a un cambio de paradigma cultural.

La sociedad humana es el mayor sistema complejo dinámico, abierto, no lineal y adaptativoiv que existe. Y en la grave situación de crisis sistémica en la que se encuentra el sistema capitalista financiarizado y globalizado se convierte en caótico y alcanza el estado de bifurcación que propicia dos posibles desenlaces: o se reajusta a la vez que se defiende el actual sistema asumiendo los costes humanos y medioambientales que fuere necesario; o se dirige conscientemente hacia un proceso de transformación dentro del sendero evolutivo de la historia de la Humanidadv. Es la ventana de oportunidad que se abre en el límite del caos. Hay que tomar una decisión y avanzar con consciencia y entusiasmo por ella. Es y será la correlación de fuerzas entre los defensores del actual estado de cosas y aquellos que deseamos otro mundo verdaderamente sostenible e inclusivo socialmente la que determinará el futuro, si es que aún lo tenemos, de la Humanidad. El Poder es el saber más la voluntad de hacervi. Hoy más que nunca.

La sociedad humana evoluciona resolviendo los conflictos generados por las dinámicas entre desarrollo de las fuerzas productivas y relaciones de producción. La cuarta revolución industrial, y especialmente la revolución digital dentro de ella, provoca cambios telúricos en la realidad socioeconómica. Y vuelve a poner de manifiesto la urgente necesidad de una alternativa de transformación que ofrezca soluciones en el presente a la crisis sistémica del capitalismo, que tenga en cuenta la coordinación internacional, el equilibrio entre lo económico, social y político en la globalización y debe ser responsable con el medioambiente. Una alternativa que tiene que basarse en la idea fuerza del Bien Común, incompatible con la obtención del máximo beneficio privado a toda costa propia del sistema capitalista.

La Economía del Bien Común surge en este tiempo que estamos viviendo y protagonizando: el cambio más profundo de toda la historia de la humanidad, el nacimiento de la ciudadanía universal como nuevo Poder Soberano sobre el que construir un Gobierno Mundial democrático, legítimo y transparente.

No podemos perder de vista el mundo en el que vivimos, el de una humanidad que se encamina hacia el abismo si no sustituimos el actual sistema-mundo del capitalismo agonizante por otra forma de vivir en armonía con el planeta y su biodiversidad, con otra economía para las personas y la Vida, la Economía del Bien Común. El cambio más profundo en toda la historia de la Humanidad:

Elevar la conciencia de pertenecer a una gran familia que es la humanidad, que somos fruto y la parte consciente de la Vida con mayúsculas en este sistema integrado que es nuestra aldea común, Gaia, que tenemos que defender y respetar. Surgen dos conceptos jurídicos nuevos que lo cambiaran todo: 1)Ciudadanía universal 2) Reconocimiento de la Madre Tierra como persona jurídica sujeto de derechos.

Estamos transitando como Humanidad un cambio de época. La idea de Otro mundo es posible, necesario y urgente se ha extendido desde 2001, unida a la universalización del conocimiento que ha supuesto Internet. Este conocimiento se ha transformado con los sentimientos, emociones y valores en el corazón de las personas a través de las revoluciones latinoamericanas, árabes, 15M, Occupa Wall Strett, Nuit Debout, movimiento feminista, pensionistas y la juventud de Fridays-for-futurevii etc. Hay que desarrollar los ejes esenciales de una Economía por y para la Vidaviii, y como elemento esencial de ella los fundamentos de un sistema productivo y financiero alternativo para el Buen Vivir. Y aquí aparece la Economía del Bien Comúncomo propuesta holística, como un nuevo paradigma completo de objetivos, motivaciones y valores, que de sentido y coherencia a todas las propuestas que surgen dispersas fruto de las luchas parciales. Por último, la elaboración de las nuevas leyes, otras Constituciones en los Estados-nación, regionales y la primera Constitución del Mundo. Ya hemos visto surgir las Constituciones de Bután, que mide la Felicidad Bruta de sus habitantes; las de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Constituciones del Vivir Bien o Buen Vivir; y recientemente el cambio constitucional para reconocer los derechos jurídicos del río Whanganui en Nueva Zelandaix.

Estos nuevos valores e incentivos van en la dirección de los que Christian Felber plantea en sus libros “Nuevos valores para la economía”x (2008) y “La economía del Bien Común”xi (2010) Presenta un modelo económico alternativo al capitalismo y al comunismo. Se trata de introducir una nueva escala de valores sobre la que referenciar la economía en general y del funcionamiento de las empresas en particular, alejándose del valor monetario para enfatizar el valor social. Los mismos valores que hacen florecer nuestras relaciones interhumanas: confianza, cooperación, aprecio, co-determinación, solidaridad y acción de compartir. Estos valores y las buenas relaciones que promueven son los factores que más contribuyen a la felicidad y la motivación de los seres humanos.

El objetivo que se plantea Christian Felber, tras escribir varios libros sobre las amenazas de la situación que vivimos, es imaginar e ir implantando la Economía del mañana, para ir sembrando las semillas de la economía, sociedad y política del futuro. El anagrama de la EBC son semillas volando al viento. Si cumplimos su objetivo se verá germinar el Estado del Bienestar a nivel mundial y, con ello, el verdadero comienzo de la Historia de una única Humanidad. Tenemos que clamar por la paz, en este tiempo donde cada vez se oyen más los tambores de la guerra provocada por los beneficiarios de un sistema que agoniza y no aguanta más. La paz es el elemento esencial del mundo por-venir y que entre tod@s tenemos que construir.

Las motivacionesde la EBCse observan claramente el artículo 2 del Estatuto al hacer referencia a un lugar y una fecha concreta: Viena y julio 2011. En 2007/8 comienza la Larga Depresión Económica Mundial, crisis del sistema capitalista de la globalización neoliberal que se compara por su alcance y profundidad con la crisis de 1929 superándola. Nicolas Zarkozy habla de “refundar el capitalismo” (2009) Christian Felber publica sus libros “Nuevos valores para la economía” (2008) y “La economía del Bien Común” (2010) El 15 de mayo surge el 15M en España y se estaba organizando Occupy Wall Strett que se inicia dos meses después de constituir la asociación internacional de la EBC: el 17 de septiembre 2011. De forma paralela surge la propuesta de “Declaración del Bien Común de la Tierra y la Humanidad por la ONU”planteada en 2008 por Francois Houtartxii y presentada en la ONU el 28 de febrero de 2010 por el que fuera Presidente de su Asamblea General en 2009 Miguel D´Escoto junto al teólogo Leonardo Boff.

La Economía del Bien Común se define como un sistema económico alternativo apartidista, que propone construir en base a los valores humanos universales que fomentan el Bien Común. Situamos nuestro foco de acción en la cooperación y no en la competencia, en el bien común y no en el afán de lucro. Desde este lugar nos convertimos en palanca de cambio a nivel económico, político y social, un puente entre lo viejo y lo nuevo. La meta de nuestro trabajo es una buena vida para todos los seres vivos y el planeta, apoyada por un sistema económico orientado al Bien Común.

Las personas que inician este movimiento están vinculadas con ATTAC en Viena y Alemania. Y tiene un desarrollo fulgurante en un escasísimo tiempo. Como señala Joan Ramón Sanchis, primer catedrático de Economía del Bien Común de la Universidad de Valencia, a pesar de ser aún un modelo incipiente y de muy corta edad, cada vez son más las organizaciones que hacen uso de sus principales herramientas y su modelo se está extendiendo con bastante rapidez.xiii. Ocho años es muy poco tiempo para alcanzar la extensión e impacto del que ya dispone la Economía del Bien Común. La necesidad es acuciante, urgente, imperiosa. Es la única posible explicación. Vivimos el tiempo en que el sistema capitalista, basado en un crecimiento infinito irracional y en una avaricia genocida, agoniza y puede arrastrarnos a la extinción a la especie humana, al tiempo que ya hace un daño tremendo a otras especies y a la Vida, la biosfera, de este planeta.

La EBC no inventa nada. Aporta un nuevo paradigma a la nueva realidad que surge desde el seno de la que muere. Lo nuevo, consciente de las raíces de los actuales retos les da respuestas imposibles desde los valores de la vieja sociedad que muere, transformándolos en posible e inaugurando con ello un nuevo tiempo y una nueva realidad que nace para la humanidad.

.

Fernando Moreno Bernal

Vicepresidente Asociación andaluza para el fomento

de la Economía del Bien Común

Cádiz, a 19 de enero de 2020

i https://es.weforum.org/agenda/2019/12/manifiesto-de-davos-2020-el-proposito-universal-de-
 las-empresas-en-la-cuarta-revolucion-industrial/
 ii Cortina, Adela. Ética de la inteligencia artificial desde Europa. El País Opinión 06.06.2019
 https://elpais.com/elpais/2019/06/05/opinion/1559729489_306891.html
 iii Tierno, Bernabe. Valores Humanos vol. 2. Confianza Pag. 27. Taller de Editores S.A. 1992
 iv https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_complejo
 v Tuya, Carlos. Marx desencadenado. Una reformulación del marxismo desde la experiencia histórica y el avance científico. Amazon 2017 https://www.amazon.es/Marx-desencadenado-Carlos-Tuya-ebook/dp/B07MNSRZ7H
 vi Anónimo. El libro de los veinticuatro filósofos. Definición XII. Ediciones Siruela 2000
 https://es.wikipedia.org/wiki/El_libro_de_los_veinticuatro_fil%C3%B3sofos
 vii https://www.europapress.es/epsocial/infancia/noticia-movimiento-fridays-for-future-protesta-viernes-mas-50-ciudades-espanolas-contra-cambio-climatico-20190523145142.html
 viii Moreno Bernal, Fernando. Economía por y para la Vida única salida a la crisis sistémica. Rebelión.org 21/03/2010
 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102666
 ix EFE Sydney 16.03.2017 http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/16/actualidad/
 1489685532_492954.html
 x Felber, Christian. “Nuevos valores para la economía” Deuticke. 2008
 xi Felber, Christian. “La economía del Bien Común” Deuticke. 2010
 http://www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/agenda/Cas/72319-Economia_del_bien_comun_Felber.pdf
 xii Houtart, Francois. “Por una declaración Universal del Bien Común de la Humanidad”.
 https://ecodes.org/noticias/qdeclaracion-universal-del-bien-comun-de-la-tierra-y-de-la-humanidadq#.XVqEL_h7lYc
 www.rebelion.org 24.04.2009 http://rebelion.org/noticia.php?id=84316
 xiii Sanchis Palacio, Joan Ramón. El Modelo de la Economía del Bien Común. Aplicación a la empresa/organización y casos prácticos. Introducción. Coordinador junto a Amigo Pérez, María. Cátedra EBC Universidad de Valencia. Delta
 Publicaciones 2018 

Economía del Bien Común en el IES Las Musas

El pasado día 05 de diciembre, se llevó a cabo una actividad divulgativa por voluntarios del campo de energía de Madrid en el IES Las Musas del barrio de San Blas. Participaron alumn@s de diferentes edades que se encuentran realizando estudios de Formación Profesional de la rama Sanitaria. La actividad se hizo en la biblioteca que estaba completamente llena ya que se reunieron tres cursos. Hubo mucho interés por parte de los participantes que intervenían y hacían preguntas lo que propicio un debate activo sobre la EBC y sus propuestas.

ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN EN LAS AULAS

El pasado día 18 de diciembre, se llevó a cabo una actividad divulgativa por voluntarios del campo de energía de Madrid en la academia Vipper Sistemas (centro homologado de la Comunidad de Madrid) para alumn@s desempleados que están realizando el curso de Información Juvenil SSCE0109 con una duración de 2 horas. Esta actividad despertó un gran interés y propicio un debate muy activo entre todos los participantes.

Significado de la palabra Empresa

Nueva píldora en formato vídeo de Paco Álvarez sobre el significado correcto de la palabra Empresa, en contraposición de la palabra negocio, que es como el sistema económico actual entiende que debe de ser una empresa, pero su viabilidad depende de dar respuesta a todos los grupos de interés no solamente a sus propietarios.

Ver video.

Jornada EBC en el Rancho Cortesano (Jerez)

El pasado 30 de Noviembre Sacha Bernal de Kimiya Tactics tuvo la oportunidad de representar a la EBC en una charla dirigida a los miembros de la Red Agroecológica de Cádiz (RAC) y que también se abrió al público en general y al que asistieron unas 25 personas.
El evento se celebró en el Rancho Cortesano (Jerez), un proyecto que está teniendo mucho éxito sensibilizando al público y en especial a los niños sobre la importancia de las abejas, lo cual hacen de manera natural y produciendo una gran cantidad de productos aparte de su riquísima miel. El Rancho Cortesano es miembro de la RAC y participa activamente en los Mercadillos Agroecológicos que se montan todos los meses en Los Toruños y en Cádiz.
En este entorno regenerativo pudimos compartir escenario con miembros de la Subbética Ecológica, que fue de las primeras organizaciones en España a implementar una Matriz de la EBC como guía y herramienta de mejora.
De nuestra parte, Sacha habló sobre la evolución organizacional a lo largo de los tiempos y la EBC como alternativa para una reforma económica y Alejo Ortegón y Maria Tesias, remataron la jornada explicando como han aplicado la Matriz en la Subbética Ecológica, pudiendo los participantes tener una visión muy práctica de la herramienta.
Una mañana redonda que culminó con un delicioso almuerzo en el Restaurante Vegetariano del Rancho Cortesano, una inspiración para el que quiera ver de primera mano lo que se puede conseguir fomentando los recursos locales para conseguir experiencias sociales y ambientales de primera categoría.

IES Mar de Aragón nuevo Centro Educativo del Bien Común

El IES Mar de Aragón de la localidad de Caspe, en la provincia de Zaragoza, lleva desde 2017 introduciendo la Economía del Bien Común en el Centro por medio de proyectos de aula y de centro de todo tipo: actividades para el fomento de la interculturalidad, el voluntariado y la solidaridad, propuesta de proyectos de emprendimiento social, acciones para trabajar la igualdad de género, aprendizaje servicio de comunicación con los ancianos, proyecto de grupo del consumo para el desarrollo rural sostenible, concienciación medioambiental y cívica…

Se ha elegido este modelo del Bien Común porque sirve de marco global e integrador en el que recoger todo lo que se va haciendo en el centro, ponerlo en valor y visibilizarlo. A la vez permite detectar aquello que se está descuidando y hacia donde orientar los procesos de mejora, y avanzar hacia el bien común, y con él a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. También se considera especialmente interesante, porque incluye la reflexión económica en el ámbito educativo como elemento clave que trabajar para el desarrollo sostenible y la transformación de nuestra sociedad, que requiere de ciudadanos más responsables, activos y comprometidos con el entorno.

Cada año a principio de curso se ofrece trabajar en este proyecto a los profesores entrantes, en su mayoría interinos, creando un grupo de apoyo y trabajo colaborativo, para dar continuidad a aquellos proyectos que interesa mantener y crear e implementar nuevos. Todos siempre en torno a los valores del bien común: dignidad humana, solidaridad y justicia social, sostenibilidad medioambiental, participación y transparencia.

El objetivo es que se vayan extendiendo poco a poco las buenas prácticas basadas en estos valores en toda la comunidad educativa, también continuar creando red de apoyos y difusión del bien común en el entorno educativo en general.

Son tres las “semillas” obtenidas: una por buenas prácticas en el ámbito educativo resumidas anteriormente, otra por fomentar la Economía del Bien Común en la comunidad educativa, que en este caso se ha hecho no solo en el centro sino en toda la comunidad autónoma de Aragón, organizando seminarios formativos y asistiendo a encuentros (como el de Utopías Educativas) para su exposición. La tercera y última, por el momento, por crear comunidad en torno al bien común, ya que en la actualidad se forma parte y se coordina un grupo de docentes de diferentes institutos de todo Aragón en torno al Bien Común.

En su blog “IES Mar de Aragón por el Bien Común” recogen todas las acciones y proyectos que van realizando agrupados entorno a los cuatro valores del Bien Común.