Nuevos líderes políticos, ¿cómo afectan al Bien Común?

Recientemente un partido político con presencia mayoritaria en la sociedad española ha elegido a su nuevo líder, con el encargo por un lado de ilusionar a una parte importante de la sociedad y por otro con la obligación de resolver los problemas de una crisis que parece no tener fin.

Este escrito aunque describe mi visión personal, no esconde que de alguna manera pretende ser la voz de las propuestas que la Economía del Bien Común (EBC) realiza para el “bien vivir” de la mayoría de nuestra sociedad, y globalmente de cualquier sociedad.

La EBC tiene como principio no identificarse con ningún partido político, es un movimiento que se dirige a toda la sociedad, y por tanto está abierto a colaboraciones con cualquier partido político democrático, pero no puede quedarse inerte ante planteamientos que afectan de forma negativa a la mayoría de la población, en beneficio únicamente de una élite minoritaria.

Cabe englobar en el punto anterior las declaraciones de principios, que han aparecido estos días en los principales periódicos económicos (Expansión y 5 Días), donde tras la elección de Pablo Casado como nuevo líder del Partido Popular, hace referencia entre otros asuntos a un nuevo programa económico, dirigido por el neoliberal Daniel Lacalle, con una serie de propuestas programáticas que socavan los valores fundamentales de la EBC: Dignidad humana, Solidaridad, Sostenibilidad ecológica, Justicia social, Participación democrática y transparencia.

Analicemos de forma resumida las claves del programa económico de Casado para liderar el PP:

  1. Propone bajar el tipo máximo de IRPF al 40%

  2. Impuesto de Sociedades tipo máximo al 10%

  3. Suprimir el impuesto de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones

1.-Según 5 Días como primera propuesta, Casado pretende bajar el tipo máximo de IRPF del 45% al 40%. Una medida de corte neoliberal que pretende reducir la recaudación del Estado y con ello favorecer la creación de empleo, así como dar un impulso a la inversión.

No se si la idea de que bajando el IRPF máximo se consigue más empleo es una afirmación del equipo económico de Casado o es una conclusión del periodista de 5 Días, pero esa afirmación está fuera de todo rigor, no conozco ningún lugar en el que se genere más empleo (se supone que vía consumo) por bajar el IRPF de los que más ganan , la realidad es todo lo contrario, ya que las rentas altas al tener mayor disponibilidad económica suelen invertirla en especular financieramente para obtener más réditos; lo que si está comprobado es que una mayor disponibilidad económica en las rentas medias-bajas casi siempre va directamente a consumo.

2.-En la misma línea va dirigida la rebaja del impuesto de sociedades del 25% al 10%. Eso sí, de manera gradual. De esta forma, desde el nuevo PP se pretende que aumente el beneficio de las empresas y que el Estado recaude por otros cauces como el IVA.

Esto es como mínimo insultante, actualmente las rentas de las familias aportan al estado el 83% de lo recaudado y las empresas el 12% (Atacc 24/06/2018); ¿que se quiere conseguir con esta propuesta?, ¿que más del 90% de la recaudación de impuestos sea por las rentas familiares?, si esto consiguen llevarlo a cabo unido a la subida del IVA (para recaudar como indica por otros cauces), la disponibilidad de rentas para la inmensa mayoría de la población se verá menguada de una forma muy peligrosa. Otro “mantra” que posiblemente evocarán es que “con mayores beneficios de la empresa se genera empleo” (en breve lo oiremos), lo cual es completamente falso, dado que por un lado la empresa solo contrata si tiene necesidades reales no porque haya ganado más por sus ventajas fiscales, pero por otro lado si la carga fiscal va a recaer en la mayoría de la población (rentas familiares), dudo mucho que el consumo crezca.

3.-Por último, y como principal eje de su futura política económica, Casado está decidido a suprimir los impuestos de patrimonio, donaciones y sucesiones por “regresivos, injustos y completamente inmorales”, según declaró Daniel Lacalle, encargado de diseñar el programa económico del líder popular.

Otra manipulación más a la sociedad, la realidad es que dichos impuestos afectan de forma practica a menos del 10% de la población, lo que es “regresivo, injusto e inmoral” es que se legisle económicamente solamente para ese 10% de privilegiados; las políticas económicas deben de ser equitativas (no igualitarias) y por tanto los más ricos deben de colaborar de forma diferente, las políticas de igualdad deben de ser entre iguales, en este caso propuestas como las de EBC sobre las herencias y donaciones, dan soluciones que están en un punto intermedio entre la confiscación total y la libre disposición de la riqueza, por donación o herencia.

El nuevo presidente ha querido centrar su política económica en la fiscalidad. Para ello, ha incluido en su equipo al economista Daniel Lacalle que ha perfilado este programa de corte liberal y pensado para satisfacer a una amplia mayoría de los militantes del PP. Algo que puede traducirse como menos gestión de urgencia y más acorde con los valores fundacionales del partido (5 Días 20/7/2018).

La afirmación de “satisfacer a una amplia mayoría de los militantes del PP”, tal vez fuera cierta si sus ¡800.000 afiliados! pertenecieran a ese 10% que tiene la mayoría de la riqueza del país, pero dudo mucho que las 8.000.000 de personas que han votado al PP en 2016 estén en esa situación económica, más bien todas estas propuestas económicas, de llevarse a cabo, les penalizarán de forma irreversible.

Esperemos que Casado rectifique sus propuestas económicas, el mismo comenta en público “mis políticas son para todos los ciudadanos”, y creo que sus votantes más pronto que tarde, si no rectifica, se darán cuenta que sus políticas económicas son solo para unos pocos privilegiados.

J.M.Martín

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *