CIFP SAN CRISTÓBAL primer centro público de formación profesional reconocido como CENTRO EDUCATIVO DEL BIEN COMÚN.

Damos la enhorabuena al Centro Integrado de Formación Profesional San Cristóbal, de las Palmas de Gran Canaria, porque acaba de recibir el reconocimiento como Centro Educativo del Bien Común. Centro pionero e innovador que no ha dudado en introducir en sus aulas y toda la comunidad educativas los valores y propuestas de la Economía del Bien Común.

En concreto es el primer centro público de formación profesional de España reconocido como tal por la Asociación Federal para el Fomento de la Economía del Bien Común.

Se le han reconocido dos de las cinco “semillas” que puede tener todo centro educativo del Bien Común. Una por probar la realización de buenas prácticas educativas, y recogerlas en la matriz del Balance del Bien Común, como forma de visualizar y de evaluar sus acciones e impacto en su entorno. Otra por su contribución a la difusión del dicho modelo en la comunidad educativa.

Todas las han ido desarrollando dentro de un plan de innovación de centro en torno a este modelo. Entre las diferentes acciones realizadas se puede destacar la formación en emprendimiento basándose en la EBC, prácticas en empresas EBC, o la introducción del aprendizaje servicio con la organización de comedores sociales, llevados a cabo por el alumnado de cocina y servicios con usuarios de centros de acogida municipal, y familias en situación de exclusión social del entorno.

Todo centro orientado al Bien Común busca generar el mayor impacto en su entorno, saliendo de las aulas, introduciendo los valores en la base de la implementación de los proyectos educativos, que en este caso tienen doble valor al tratarse de proyectos orientados a la formación profesional y por tanto enfocados a la próxima incorporación al mundo laboral profesional y empresarial.

Ojalá vuestro ejemplo sea inspirador y todas estas semillas generadas lleguen muy lejos. Estamos seguros de que sí.

http://cifpsancristobal.org/ebc1/

Ayuntamientos inteligentes, éticos y participativos

Las nuevas Corporaciones locales que surgirán en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo 2019 supondrá una imprescindible nueva forma de hacer política basada en mayor apertura, transparencia, participación y rendición de cuentas a la ciudadanía.

Imprescindible por que el quehacer diario de estas nuevas Corporaciones Locales viene determinado por el contexto nacional (legalidad vigente), europeo e internacional que vamos a vivir. Y conlleva la necesidad de tener claro los retos y desafíos a los que tendrán que enfrentarse su ciudadanía en este contexto de cambios profundos, inestabilidad, incertidumbres y posible reactivación de la desafección ciudadana. Además de disponer de la metodología y herramientas necesarias para enfrentarse a ellos.

Leer documento completo.

Los ODS y la Economía del Bien Común

Algo se mueve, un nuevo impulso ciudadano a los ODS parece que nos llevará a una amplia concienciación, de que al ritmo actual no hay soluciones a los problemas de la mayoría, y por tanto hay que tomar decisiones con soluciones diferentes, ya que la repetición de las mismas recetas nos están llevando a una situación límite.

Desde movimientos sociales, como la Economía del Bien Común, se están realizando propuestas en los ámbitos económico, social y medioambiental, que permitan que nuestros jóvenes tengan un futuro, donde los valores de Dignidad Humana, Solidaridad y Justicia, Sostenibilidad Medioambiental, Transparencia y Participación Democrática, sean nuestra guía.

El movimiento de la Economía del Bien Común aunque abarca más aspectos que los ODS, y es un movimiento que se organiza de abajo a arriba, siendo las personas el objeto de todas sus propuestas, da plena respuesta a los 17 ODS como muestra nuestra Matriz del Bien Común (foto de portada), y como ejercicio de pragmatismo apoya totalmente.

Finalmente queremos compartir un vídeo, que a ritmo de música, nos da una visión de lo que realmente nos jugamos con los ODS.

Charla-Seminario Uva-Segovia (Publicidad y RRPP)

El viernes 17 de Mayo mantuvimos una Charla-Seminario con los alumnos de la asignatura «Sociología de la Publicidad y del Consumo», que imparte la profesora Carmen Merino en el Campus de Segovia de la UVA.

Nos permitió mostrar una visión global del movimiento social «Economía del Bien Común», tanto es sus aspectos teóricos como en sus aplicaciones practicas en la empresas, municipios y en el mundo de la educación y la cultura (Universidad, Centros docentes,…). Realizando a lo largo de charla un ejercicio de Democracia Soberana, con una representación de los alumnos, donde votaron cual debería de ser la diferencia entre el sueldo mínimo y el máximo, siendo la propuesta que generó menos rechazos la de 10 veces.

Tras la exposición, se propuso a los alumnos un trabajo práctico, donde relacionasen los aspectos teóricos de su asignatura con los valores EBC, en el grupo de interés Clientes, proporcionándoles para ello las herramientas necesarias.

Finalizo la sesión con un vivo e interesante debate con los alumnos, donde por un lado continuo el contraste de posiciones sobre desigualdad salarial, con posiciones diversas, y por otro con preguntas sobre el desarrollo actual de la EBC en España, también varios alumnos constataron la realidad actual de una sociedad completamente alineada con los valores del sistema económico imperante, y de las dificultades de cambios a propuestas del tipo de la EBC, haciéndoles ver que estos cambios están en sus manos, y que el futuro deben de construirlo ellos.

En definitiva, una gran jornada, donde la divulgación de los valores de la EBC fue el foco principal, y que fue posible gracias a la colaboración de la UVA en el Campus de Segovia, y fundamentalmente a la profesora Carmen Merino, verdadera dinamizadora del evento. ¡Hasta pronto!.

Económicas UVa – Derecho Mercantil II

El pasado jueves día 9 de Mayo, mantuvimos el CE Valladolid una acción divulgativa con alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Valladolid, de la asignatura Derecho Mercantil II que imparte Luis Angel Sánchez Pachón, en la cual pudimos exponer las bases del movimiento de la Economía del Bien Común.

Dentro de dicha presentación se planteo a los alumnos un trabajo relacionado con la asignatura y los valores EBC, que consiste en analizar una empresa en el grupo de interés «Propietarios», y relacionarlo con el conflicto de intereses a los que las empresas tienen que hacer frente en su día a día (aspecto analizado en el temario de la asignatura Derecho Mercantil II).

Concluimos con un pequeño espacio para preguntas, en las que surgió el interés de los alumnos sobre como la EBC contempla la participación de los empleados en la toma de decisiones en las empresas, lo cual fue explicado sobre la base de los «veinte puntos para una Economía del Bien Común», matizando que nuestra propuesta afecta de forma real a menos del 5% de las empresas, a si mismo mostramos ejemplos de empresas alemanas, que llevan años practicando la participación de sus empleados en la toma de decisiones.

J.M.Martín

Entrevista a Debla Orihuela

Una vida dedicada al bien común

Entrevista a Debla Orihuela, presidenta voluntaria de la “Asociación del Fomento de la Economía del bien común” una organización cercana a Christan Felber. La licenciada en filosofía asesora además a empresas que quieren hacer un balance del “bien común”. En la Comunidad Valenciana, en Muro, Betxí y Villena están ya introduciendo este tipo de balance social. Entre las empresas que lo hacen con éxito están Cartonajes La Plana, Supernaranjas, Cuinatur, Novaterra Catering y el Hotel Voramar.

¿Qué es la economía del bien común (EBC) y qué hace su Asociación?

El modelo de la EBC propone la utilización de unos indicadores distintos a los indicadores clásicos, que permitan medir no solo los aspectos financieros y monetarios, sino también los sociales y culturales. Para medir el grado de cumplimiento social de una empresa, se propone el uso del balance del bien común, de manera que el éxito de una empresa ya no depende de su capacidad para generar beneficios económicos y financieros, sino de su impacto social, esto es, del beneficio que la empresa puede generar en la sociedad y en general en sus grupos de interés. Para medir el bienestar de un país, frente al indicador del Producto Interior Bruto se propone como indicador el Producto del bien común, el cual incluye también aspectos como la cohesión social, la solidaridad, la participación, la calidad de la democracia, la política medioambiental, el justo reparto de los beneficios, la igualdad de género o la igualdad salarial, entre otros. Nuestra organización se encarga de difundir la “Economía del bien común”. Sensibilizar y poner en marcha la economía del bien común en los distintos estamentos en los que se puede aplicar. Municipios, empresas y universidades. Aplicando el balance del bien común en dichos estamentos.

¿Cómo evalúa el movimiento de Christian Felber?

Lo evalúo muy positivamente, es un movimiento que desde su nacimiento no ha dejado de crecer y expandirse porque es positivo y valioso para las personas que entran en contacto con el mismo. Supone un cambio total en la redistribución de nuestros recursos, y sobre todo un cambio total en la manera de concebir nuestra relación con la economía, con el entorno, con el medio ambiente, en el que está presente y en el centro el ser humano.

¿Cómo se implica él en vuestra organización?

Christian es una persona muy cercana, que siempre que su apretada agenda se lo permite, si se le pide y puede acude a los actos de la asociación o de las universidades, o de cualquier municipio que esté implicado en poner en marcha el movimiento EBC.

¿Por qué ha tenido tanto éxito en España?

No solo en España, sino también en otros países de Europa como, por ejemplo, Austria y Alemania también han crecido de manera importante; no obstante, el movimiento no para de crecer, paulatinamente, en el continente de América del sur y México. El éxito en España yo se lo atribuiría a que llegó en un momento de estancamiento de nuevas ideas y nuevas maneras de ver los distintos escenarios sociales, por lo que pudo irrumpir con fuerza entre las personas que pensamos que otra forma de economía es posible, y otra forma de entender la relación del ser humano con su entorno.

¿Qué se va a hacer este año?

Este año se ha creado la “Federación Internacional”, en la que se agrupan las de distintas asociaciones EBC de cada país como la nuestra, y cuyo objetivo es la cooperación entre los diferentes equipos coordinadores de las asociaciones de cada país, que forman una plataforma para el intercambio internacional de ideas y conocimiento. Fue creada en diciembre de 2018 y este año es su primer año de andadura, en estos momentos estamos aprobando presupuestos y desarrollando estructuras entre todos nosotros.

¿Qué políticas en España reflejan ya la economía del bien común?

Políticas concretas todavía no existen, pero sí existen plataformas municipales que han llevado a sus plenos municipales incluir en los baremos de concursos de adjudicaciones, el ser empresas EBC, o por ejemplo nuestro “balance del bien común” sirve a muchas empresas como memoria de sostenibilidad, que se ajustan a la normativa europea sobre información no financiera de las empresas. También a algunas empresas les sirve como memoria de responsabilidad social.

¿Qué empresas o países son ejemplares en la puesta en práctica?

Aquellas empresas que hagan el balance del bien común y obtengan una puntuación mínima entre 0 y 1.000 e incluyan en el mismo propuestas de mejora pueden ser empresas del bien común, lo que quiere decir es que están en el camino de ser empresas que cumplen con los valores del movimiento EBC. Yo no soy quién para juzgar a nadie, cada uno vive su vida con arreglo a sus valores, pero sí le puedo comentar que existe un país, Bután, un país ubicado en la cordillera del Himalaya, en el que en lugar del PIB, se mide el índice de felicidad de sus habitantes y creo que esto está más alineado con nuestros valores, nosotros pensamos que se debe medir el índice del bien común.

Entrevista publicada en la revista Dirigentes